Obama advierte "situación preocupante" por gripe porcina

WASHINGTON ( AFP). Un niño de 23 meses de edad murió debido a la gripe porcina en Texas, en el primer caso de fallecimiento confirmado por esta enfermedad en Estados Unidos, una situación que el presidente Barack Obama consideró "preocupante" en un país donde se cuentan 65 personas afectadas.

" Tenemos confirmada la primera muerte en este país en un niño de 23 meses de edad en Texas", dijo el director interino del Centro de Control de Enfermedades (CDC), Richard Besser, en declaraciones a la cadena de televisión CNN.

El niño había viajado a México, confirmaron a la AFP autoridades de salud, y este sería además el primer caso de muerte que se registra fuera de ese país.

" Como padre y pediatria mi corazón está con la familia. Como he venido diciendo en los últimos días la gripe es una infección muy seria, y cada virus es único, por lo cual es difícil dar un pronóstico", añadió Besser.

" Pero dado lo que hemos observado en México sabíamos que podríamos ver infecciones más severas y que podríamos ver muertes", advirtió.

La epidemia de gripe porcina ha creado una "situación preocupante" en Estados Unidos y requiere de "un máximo de precauciones", advirtió el presidente Obama, poco después de haberse anunciado la muerte del niño.

" Esta es evidentemente una situación preocupante, lo suficientemente grave para tomar un máximo de precauciones", declaró el mandatario.

" Estamos siguiendo de cerca los nuevos casos de infección en todo Estados Unidos", agregó Obama, e indicó que los servicios sanitarios estadounidenses " tuvieron la confirmación durante la noche del deceso del niño en Texas".

Las autoridades sanitarias estadounidenses informaron el martes de 65 casos confirmados de pacientes afectados por el virus H1N1 de la gripe porcina, que se cree responsable de la muerte de 159 personas en México.

La mayoría de los casos reportados en Estados Unidos han sido relativamente suaves, y solamente un puñado de ellos han requerido hospitalización.

De acuerdo al último balance de las autoridades sanitarias, los 65 casos confirmados de gripe porcina en Estados Unidos se distribuyen de la siguiente manera: 45 en Nueva York (noreste), 10 en California (oeste), 6 en Texas (sur), 2 en Kansas (centro), uno en Ohio (norte) y uno en Indiana (norte).

En este último caso, las autoridades de ese estado precisaron que el paciente no vino desde México, epicentro de la propagación de la enfermedad, contrariamente a los restantes enfermos reportados.

Este paciente " no ha estado recientemente en México. Lo que lo hace un caso bastante único", dijo a la AFP la portavoz del departamento de Seguridad Interior de Indiana, Rachel Meyer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) permanece aún en " fase de alerta 4" sobre una escala de seis ante la gripe porcina, según indicó la noche del martes el número dos de esa institución, Keiji Fukuda, subrayando que "la situación epidemiológica continúa evolucionando".

Estados Unidos ocupa un lugar determinante en la evolución de la enfermedad, según la OMS, que explicó que el descubrimiento de casos de gripe porcina en ese país entre personas que no han pasado por México justificaría el pasaje a la fase 5 de la alerta pandémica.

El presidente Barack Obama exhortó el martes al Congreso a aprobar 1,500 millones de dólares para reforzar la capacidad de reacción de Estados Unidos ante un agravamiento potencial de la epidemia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes