Obama y aliados europeos deliberan sobre Ucrania

El presidente Barack Obama sostenía consultas el jueves con dos de sus aliados europeos más importantes, Gran Bretaña y Francia, mientras exploran las condiciones cambiantes en la crisis de Ucrania, ahora que un nuevo gobierno asume el poder.

Obama tiene previsto reunirse durante la jornada con el primer ministro británico David Cameron en Bruselas, y después emprender un corto vuelo a París para cenar con el presidente francés Francois Hollande. El mandatario estadounidense estaba sentado entre los dos cuando los líderes del mundo se reunieron en un centro de conferencias de la Unión Europea para la cumbre del Grupo de los Siete.

La prioridad de la agenda fue qué hacer con Rusia y sus acciones en Ucrania.

Estados Unidos y Europa comenzaron con una muestra de solidaridad contra Vladimir Putin al aplicar sanciones al presidente ruso. Pero los enfoques divergentes están surgiendo ahora que los líderes europeos planean reuniones privadas por separado con Putin en París, mientras que Obama lo ha evitado.

Hollande dijo el jueves que depende de Obama decidir si quiere reunirse con Putin y señaló que ambos estarán en los actos conmemorativos del 70mo aniversario de la invasión aliada de Normandía el viernes, junto con otros líderes.

"Lo importante es que todos compartimos el mismo idioma, los mismos argumentos sobre Ucrania, juntos", dijo Hollande en un breve intercambio con los periodistas que viajaban con Obama. "Somos siete".

La reunión del G7 originalmente iba a tener lugar en Sochi, Rusia, e incluiría a Putin, pero los dirigentes lo excluyeron y trasladaron el sitio de la cumbre a Bruselas después de que Rusia se anexionó la península de Crimea. Después de una cena de apertura la noche del miércoles, el grupo dijo en un comunicado conjunto que condenan la violación rusa de la soberanía de Ucrania y su anexión de Crimea.

La cambiante dinámica en Ucrania ha suscitado dudas en las potencias occidentales acerca de cómo proceder. Los aliados habían advertido a Rusia que interferir en las elecciones presidenciales del 25 de mayo en Ucrania daría lugar a sanciones aún más duras, pero la victoria del empresario Petro Poroshenko ha generado algo de optimismo en Occidente. Obama elogió efusivamente a Poroshenko después de conocerlo por primera vez esta semana en Polonia antes de su toma de posesión el sábado.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada