Obama cerró polémica racial con una cerveza

WASHINGTON ( AFP). El presidente Barack Obama salió al paso hoy viernes de la creciente polémica racial en torno a un profesor negro de Harvard y el policía que lo detuvo, invitándolos a tomar una cerveza en la Casa Blanca.

Obama irrumpió en la rueda de prensa cotidiana de su portavoz para intentar poner fin a una controversia que seguía creciendo en la opinión, al admitir que había usado palabras " desafortunadas" para expresarse sobre el tema.

" Podría haber calibrado esas palabras diferentemente", dijo Obama. " Y se lo dije al sargento Crowley", agregó, tras contar a los periodistas que acababa de llamar por teléfono al policía que protagonizó un polémico incidente al detener a Henry Louis Gates, eminente profesor de Harvard y amigo del presidente.Especializado en asuntos afroamericanos en la prestigiosa universidad de Harvard, Gates fue arrestado el 16 de julio pasado tras forzar la puerta de su propia casa porque no encontraba las llaves a su regreso de un viaje.

La policía de Cambridge (noreste) había sido alertada por una vecina que pensó que se trataba de un robo. Los hechos varían sensiblemente en función de la versión de Gates o del sargento Crowley, que lo detuvo por alterar el orden público, cargos que fueron luego abandonados a pedido de la policía.

Gates dijo haber sido víctima de un comportamiento racista, pero la policía asegura que fue detenido porque se mostró agresivo con las fuerzas del orden.

Pero fue la intervención de Obama, cuando dijo el miércoles que la policía había actuado " estúpidamente", lo que elevó la polémica a nivel nacional.

Desde entonces, en la televisión y los blogs se discutía si se le había ido la mano al primer presidente negro de Estados Unidos, cuando delante de millones de telespectadores arremetió contra el policía blanco de Cambridge, cuando él mismo admitió desconocer los detalles del incidente.

El viernes, poco antes de la intervención sorpresiva de Obama, sindicatos de policía y colegas de Crowley cerraron filas en Cambridge para defenderlo en una rueda de prensa a la que también asistió, aunque no se expresó.

Según Dennis O'Connor, presidente de la asociación de oficiales superiores de la policía de Cambridge, Obama agravó la situación " al sugerir que de alguna forma el caso pone en evidencia la historia de abusos raciales en el país".

O'Connor pidió a Obama " disculparse ante los hombres y mujeres de la policía del departamento de policía de Cambridge".

Por su parte, Steve Killian, presidente de la asociación de oficiales de los patrulleros de Cambridge, también opinó que la respuesta de Obama fue " equivocada". " El presidente debería disculparse ante todo el personal policial en todo el país, que está ofendido", dijo Killian en rueda de prensa.

Dos horas después, Obama llamaba por teléfono al policía y media hora más tarde irrumpió en la sala de prensa para relatar a los periodistas esa conversación.

" El hecho de que haya suscitado tanta atención creo que es testimonio del hecho de que estos temas siguen siendo muy sensibles en Estados Unidos", dijo.

" En la medida en que la elección de mis palabras no aclararon, sino al contrario, contribuyeron a la efervescencia de los medios, creo que fue desafortunada", reconoció Obama, aunque sin pedir disculpas explícitamente.

" Al final de la conversación --relató el presidente-- hablamos de tomar una cerveza aquí en la Casa Blanca con él y el profesor Gates", agregó.

Según el republicano Newt Gingrich, el presidente Obama estuvo muy sabio en llamar al policía que había criticado en la rueda de prensa; " fue una manera muy elegante de disculparse".

El incidente ilustra la importancia que sigue revistiendo el factor racial en Estados Unidos, a pesar de los avances logrados, de los cuales Obama dice ser la prueba viviente. Durante la campaña electoral y desde su llegada a la Casa Blanca, el presidente se había mantenido bastante reservado sobre el tema.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes