Obama esperado con tres temas incómodos en Cartagena

Cartagena, Colombia (AFP). El presidente Barack Obama, que llega este viernes a Cartagena para reunirse con los líderes latinoamericanos y del Caribe en una cumbre convocada para debatir la integración para la prosperidad, es esparado por sus pares con tres temas incómodos, fuera de agenda: droga, Cuba y Malvinas.

Las tres cuestiones dominaron el jueves los debates de los cancilleres de la región, que quieren buscar alternativas a la guerra contra las drogas impulsada por Estados Unidos, que en las últimas décadas ha provocado decenas de miles de muertos en América Latina, incluir a Cuba en las cumbres de las Américas y apoyar el reclamo argentino sobre Malvinas.

El impulsor del debate sobre las drogas, el presidente de Guatemala Otto Pérez, que llegó en la noche del jueves a Cartagena, dijo antes de dejar su país que aspiraba a que al menos la cumbre forme un grupo de expertos para estudiar lo ocurrido en países que han despenalizado el consumo.

Pérez, que para abrir este debate cuenta con el apoyo de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Costa Rica, Laura Chinchilla, podrá abordar finalmente su propuesta sobre las drogas el próximo sábado con sus vecinos de Centroamérica, una región convertida en la más violenta del mundo según la ONU por los cárteles del narcotráfico.

Los presidentes de Honduras, Porfirio Lobo, de Nicaragua, Daniel Ortega, y de El Salvador, Mauricio Funes, boicotearon a último momento el 24 de marzo pasado, una cumbre centroamericana convocada por Pérez para debatir el tema.

Estados Unidos, que se opone terminantemente a considerar cualquier otra estrategia contra la droga que no sea la guerra que ha impulsado en Colombia y México y que actuamente propugna en Centroamérica, fue acusado por el presidente Pérez de haber impulsado el boicot de la cita en Guatemala.

Santos y el presidente de México, Felipe Calderón, que lanzó en su país la guerra contra los cárteles que deja más de 50.000 muertos en cinco años, participarán en la reunión de los centroamericanos, que será preparada este viernes por los cancilleres.

Varios países latinoamericanos, liderados por Brasil, Argentina y Venezuela, impulsan la posición de que esta debe ser la última cumbre de las Américas en la que no participe Cuba. Por este motivo, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, boicoteó la cita en Cartagena y debe ser el único presidente ausente, si el venezolano Hugo Chávez llega, como está anunciado.

Estados Unidos y Canadá se opusieron a invitar a Cuba a esta cumbre hasta tanto no se democratice y se integre a la OEA.

Los países latinoamericanos apoyan a Argentina en su pretensión de incluir el diferendo con Gran Bretaña sobre las islas Malvinas en la declaración final de la cumbre, a lo que se oponen también Estados Unidos y Canadá.

Refiriéndose a estos dos países, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, advirtió que "o escuchan y rectifican a tiempo o estas cumbres se acaban, no hay más cumbres de este tipo".

"De 34 países 32 estamos de acuerdo en una posición de respeto a Cuba (...) y de acompañar a (Argentina) por las Malvinas", dijo Maduro, lo que fue confirmado por su homólogo argentino Héctor Timerman.

Durante una reunión en la noche del jueves con sus pares para negociar la declaración final de la cumbre, la canciller colombiana, María Angeles Holguín, les invitó "a construir consensos"

"Podemos tomar el camino de la convergencia de intereses y de acciones conjuntas que beneficien a nuestras poblaciones o podemos tomar el camino del distanciamiento y de los profundos silencios que hemos mantenido durante décadas en el Hemisferio", dijo Holguín.

No obstante, calificó como positivo para la reunión que se traten temas como "el problema mundial de las drogas, la participación de Cuba en procesos de Cumbres y de las islas Malvinas". "Todo eso es positivo, así tengamos posiciones diversas entre nosotros", enfatizó.

La secretaria de Estado Hillary Clinton es esperada al mediodía de este viernes y clausurará junto a Santos y al presidente de Bolivia Evo Morales un Foro Social que sesionó el jueves con representantes del movimiento sindical, comunidades indígenas, y organizaciones de la sociedad civil.

Varios presidentes latinoamericanos y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, participarán durante toda la jornada del viernes en un Foro Empresarial, al que asisten tres centenares de importantes empresarios del continente.

La cumbre propiamente dicha tendrá lugar el sábado y el domingo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes