Obama dice a fuerzas: Irak debe hacerse cargo

BAGDAD (AP). En un vuelo que no fue anunciado a la zona de guerra de Irak, la cual sigue siendo peligrosa, el presidente Barack Obama dijo tanto a los soldados estadounidenses y como a los funcionarios iraquíes que ya es hora de discontinuar el papel de combate de Estados Unidos en un conflicto al que él se opuso durante su candidatura y al que prometió poner fin cuando fuera comandante en jefe.

Aunque la violencia ha disminuido, no llega a disiparse del todo _un automóvil con explosivos mató a ocho iraquíes a unas cuantas horas de la llegada de Obama. El presidente se reunió con el primer ministro Nouri al-Maliki y dijo enfáticamente, "respaldamos firmemente" los pasos para unir a las facciones políticas, inclusive la integración de la minoría sunita al seno del gobierno y de las fuerzas de seguridad.

Los iraquíes "necesitan asumir la responsabilidad de su propio país", manifestó Obama a los centenares de soldados que le aclamaban, reunidos en un ornamentado palacio de mármol cerca del otrora sitio de poder de Saddam Hussein.

"Ustedes le han brindado a Irak la oportunidad de asentarse solo como un país democrático. Ese es un logro extraordinario", dijo el presidente a unos 600 soldados, al elogiar sus esfuerzos desplegados durante los seis años de los combates estadounidenses, y al recordar sus bajas.

"Le queremos", exclamó alguien desde la multitud de mujeres y hombres uniformados que pugnaban por fotografiar al mandatario.

"Yo les quiero a ustedes", respondió el presidente en un diálogo similar al que se registró cientos de veces durante su campaña a la Casa Blanca.

Obama se reunió con los miembros del comando estadounidense en Irak y con los líderes del gobierno iraquí en una visita de poco más de cuatro horas que se limitó al cuartel militar Camp Victory, la mayor base estadounidense en una guerra que comenzó en el 2003 y que ha costado la vida de 4.265 soldados estadounidenses y muchos miles de iraquíes.

Un vuelo en helicóptero del mandatario a la Zona Verde a unos kilómetros de distancia fue suspendido, pero funcionarios de la Casa Blanca atribuyeron el cambio de planes sólo al mal clima y no a razones de seguridad.

Al-Maliki, que estuvo junto a Obama después que sostuvieron una reunión, dijo a los periodistas. "Le aseguramos al presidente que todo el progreso que se ha logrado en el área de seguridad, continuará", indicó.

Los comandantes estadounidenses le dijeron al mandatario que el país atravesaba por un período de violencia relativamente escasa, aunque la explosión de un carro bomba en un vecindario chiíta de Bagdad fue evidencia de un reciente resurgimiento. Obama viajó desde Turquía, el penúltimo país que visitó en su gira de ocho días, que incluyó Gran Bretaña, Francia, Alemania y la República Checa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes