Obama hace viaje sorpresivo a Afganistán

KABUL (AP) — El presidente Barack Obama exhortó el domingo a los líderes afganos a hacer más para controlar una corrupción desenfrenada y mejorar su gobierno, durante una visita inesperada a Afganistán para observar en el terreno el desarrollo de una guerra que ya lleva ocho años y que ha intensificado de forma drástica desde su llegada a la Casa Blanca.

Después de una reunión breve con el presidente Hamid Karzai en el palacio presidencial en Kabul, Obama encomió los recientes pasos en la campaña militar contra los rebeldes, pero dijo que los afganos necesitan ver una mejoría tangible en sus condiciones de vida.

"El avance continuará pero también queremos hacer avances en el frente civil", dijo Obama, refiriéndose a los esfuerzos para frenar la corrupción, mejorar el desempeño de gobierno y la adhesión al imperio de la ley.

"Todas estas cosas terminarán produciendo un Afganistán que sea más próspero y más seguro", dijo Obama. Invitó a Karzai a una visita a Washington el 12 de mayo, dijo la Casa Blanca.

Karzai prometió que su país "avanzará en el futuro" para que al final pueda hacerse cargo de su propia seguridad. Le agradeció a Obama la intervención estadounidense en su país.

Luego de viajar durante la noche desde Washington DC, el presidente aterrizó en Afganistán para quedarse unas horas en el país, todas durante la noche del domingo al lunes.

Tomó un helicóptero en la base aérea Bagram a la capital Kabul, donde tenía prevista una reunión con el presidente afgano Hamid Karzai y su gabinete, en el palacio presidencial.

Se trató de la segunda visita presidencial de Obama a una zona de conflicto, desde que hace cerca de un año realizó un viaje igualmente secreto a Irak.

El presidente afgano fue informado de la visita apenas una hora antes de la llegada de Obama, dijo la Casa Blanca.

En diciembre, Obama ordenó el envío de 30.000 soldados adicionales a Afganistán para pelear contra los milicianos talibanes que intentan retomar el control del país, el cual perdieron con la invasión estadounidense del 2001.

Esas tropas aún están llegando y se espera que la mayoría ya esté desplegada para el verano boreal, lo que elevaría el número de soldados a 100.000. Cuando Obama llegó a la presidencia, eran 34.000.

Además de reunirse con los líderes afganos, Obama tenía planeado conversar con el general Stanley McChrystal, el comandante principal de Estados Unidos, y el embajador Karl Eikenberry. También pensaba hablar con las tropas norteamericanas.

El viaje a Afganistán ocurre tras una semana de importantes hitos en la presidencia de Obama. En el ámbito interno, logró la aprobación de la reforma de salud más importante en décadas. También obtuvo su primera victoria en política exterior con un nuevo acuerdo de control de armas con Rusia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes