Obama pasea en bote por región afectada del Golf

PANAMA CITY BEACH, Florida (AP) — El presidente Barack Obama y su familia observaron marsopas y disfrutaron de un paseo en bote el domingo, como parte de un fin de semana de vacaciones en el Golfo de México diseñado para destacar tanto los atractivos turísticos de la región como la preocupación del mandatario hacia los afectados por el derrame de BP.

Con Obama viajaron en el bote de 15 metros (50 pies) la primera dama Michelle Obama y su hija Sasha. La otra hija de la pareja, Malia, está en un campamento de verano.

Los tres se asomaron a un lado del bote para ver a las marsopas a medida que el bote navegaba por las aguas en calma de la bahía de San Andrés, cerca del hotel donde se hospedaron en Panama City Beach.

La Casa Blanca planeó el viaje luego que el presidente fuese criticado por no seguir su propio consejo al decirles a los estadounidenses que vacacionaran en el Golfo.

El mandatario pasó su tiempo libre en Carolina del Norte en la primavera, Maine a principios de verano y a finales de agosto irá a Martha's Vineyard, a la afueras de la costa de Massachusetts. La primera dama también viajó a España con Sasha este mes.

Aunque sólo 16 de las 180 playas en el oeste de lo se conoce como el Panhandle (brazo territorial) de la Florida fueron afectadas por el derrame, los funcionarios de turismo han dicho que muchos visitantes potenciales prefirieron evitar la zona, asustados por las imágenes de playas repletas de petróleo y aguas contaminadas en otras partes de la región.

Durante su viaje, Obama le dijo a los residentes afectados que el gobierno no los abandonará.

"Estoy aquí para decirles que el trabajo no ha acabado y no nos vamos a ir a ningún lado hasta que sea así", dijo.

Se esperaba que la familia presidencial esté de regreso en Washington DC el domingo en la tarde.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes