Obama bajo presión para clarificar su posición por matrimonio gay

WASHINGTON, (AFP). Las presiones se acumulan sobre el presidente estadounidense Barack Obama para que clarifique su posición hasta ahora muy ambigua sobre el matrimonio homosexual, un tema potencialmente explosivo a menos de seis meses de las elecciones presidenciales.

Obama podría referirse a esta cuestión durante una entrevista que ofrecerá este miércoles a la cadena estadounidense ABC en la Casa Blanca, según avanzó el rotativo The New York Times.

Desde hace meses, el presidente demócrata que afirmó estar a favor de las uniones civiles en 2008, pero sin apoyar abiertamente el matrimonio homosexual, se contenta con declarar que " está en proceso de evaluar" su postura al respecto.

Pero ni él ni su portavoz Jay Carney han apoyado abiertamente esta opción.

El lunes, Carney dijo " no tener ninguna información que dar" sobre dicha cuestión, pese a que el vicepresidente Joe Biden se pronunció el domingo por primera vez a favor de los matrimonios homosexuales.

" Estoy totalmente de acuerdo con el hecho de que los hombres que se casan con hombres, que las mujeres que se casan con mujeres y los hombres y las mujeres heterosexuales tengan exactamente los mismos derechos", manifestó Biden durante una entrevista de televisión.

" Soy el vicepresidente de Estados Unidos. El presidente define la política", añadió, a lo que la Casa Blanca precisó que Biden habló a título personal.

Dentro del gobierno de Obama, dos ministros, el secretario de Educación Arne Duncan y el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano Shaun Donovan, también han hecho público su apoyo a los matrimonios homosexuales.

Según un sondeo de Gallup publicado el martes, los estadounidenses están visiblemente divididos con la posibilidad de legalizar los matrimonios gays: 50% está a favor y un 48% en contra.

Las uniones civiles entre personas del mismo sexo son legales únicamente en siete de los 50 estados del país, además de la capital, Washington. Y cabe destacar que una treintena de regiones han adoptado enmiendas constitucionales para limitar a un sólo matrimonio la unión entre un hombre y una mujer.

Carolina del Norte (este) se convirtió el martes en el 31º estado en prohibir los matrimonios entre homosexuales, con un 61% de votantes a favor.

Ese estado mantiene la mentalidad conservadora del Viejo Sur, aunque Obama lo ganó en las presidenciales de 2008 y espera conquistar de nuevo en los comicios del 6 de noviembre.

Debido a la importancia que el presidente da a Carolina del Norte, el partido demócrata celebrará entre el 3 y el 7 de septiembre en la ciudad de Charlotte su convención, en la que Obama será declarado oficialmente candidato presidencial.

En plena campaña electoral para ser reelegido, Obama no olvida visitar a parejas homosexuales que organizan eventos para recaudar fondos para su candidatura. El diario The Washington Post afirmó el lunes que un "gran donante" de su campaña es gay.

Siguiendo esta línea, Obama tiene previsto acudir el jueves a una fiesta para recaudar fondos organizada por el actor George Clooney en su casa de Los Ángeles, cerca del barrio de West Hollywood, uno de los históricos epicentros del activismo a favor de los derechos de los homosexuales. Se prevé que consiga más de seis millones de dólares para su campaña.

Además, Obama no pierde ocasión para mencionar que su gobierno abrogó en 2010 la ley que obligaba desde 1993 a los militares homosexuales a mantener en secreto su condición sexual con la amenaza de ser despedidos.

" No regresaremos nunca a los días en los que podíais ser despedido del ejército estadounidense por ser quién erais o por quién amabais", dijo el presidente el pasado sábado en uno de sus primeros actos electorales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7