Obama promete reducir tráfico de armas a México

MEXICO (AP). El presidente estadounidense Barack Obama se comprometió hoy jueves con México a trabajar para reducir el tráfico ilegal de armas de asalto que terminan en poder de los carteles de las drogas, aunque sin buscar modificar las leyes actuales de su país.

Al término de una reunión de trabajo en la que Obama y su colega mexicano Felipe Calderón acordaron fortalecer la cooperación en materia de seguridad, el mandatario estadounidense advirtió que le parece imposible tener como objetivo eliminar el tráfico de armas. "Realista es reducirlo significativamente", aseguró.

Interrogado sobre su promesa electoral de instaurar nuevamente restricciones en la venta de armas que quedaron sin efecto en 2004, una medida que México valoró como positiva para combatir a los carteles, Obama respondió que aunque "tiene sentido" hacerlo, en este momento su gobierno buscará contener el tráfico ilícito de armamento con las leyes existentes.

El mandatario mexicano advirtió que desde que se liberó el comercio de armas de asalto en Estados Unidos se ha visto un crecimiento del poder de fuego del crimen organizado, aunque dijo que su gobierno respeta la decisión del pueblo y Congreso estadounidenses en materia de armamento.

Calderón dijo que ambos presidentes acordaron basar el combate al narcotráfico y el crimen organizado en la cooperación, la responsabilidad y la confianza mutua, por lo cual fortalecerán los intercambios de información e inteligencia.

Los mandatarios también dijeron que se acordó avanzar en la relación comercial, en la infraestructura fronteriza, en trabajar para impulsar una reforma migratoria integral y en promover nueva cooperación en materia energética y cambio climático.

Obama, quien aseguró que la relación bilateral "no puede ser definida sólo por las drogas", aceptó que el combate al crimen organizado no es una responsabilidad sólo de México, pues la demanda de drogas en Estados Unidos "mantiene a estos carteles en el negocio".

En el discurso de bienvenida a México, Calderón había llamado a Obama a iniciar una nueva era en las relaciones bilaterales, en la que puedan forjar el desarrollo de sus pueblos y enfrentar desafíos como el crimen organizado y el narcotráfico.

El tema de la lucha al narcotráfico ha dominado en los últimos meses la agenda, debido a una creciente violencia de los carteles y el crimen organizado que ha dejado más de 10,000 muertos desde que Calderón inició su gobierno en diciembre de 2006.

El 2008 ha sido el peor año con 6,290 asesinatos, aunque el gobierno ha reportado que en el primer trimestre del 2009 se registró una disminución de 26% en los crímenes respecto al mismo periodo del año anterior.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes