Obama propone acuerdo climático en diciembre

BEIJING (AP). El presidente estadounidense Barack Obama, acompañado por el líder chino, planteó el martes su visión de un acuerdo amplio en el próximo congreso sobre cambio climático que derivaría en acciones inmediatas para contrarrestar éste.

Obama y el presidente Hu Jintao hablaron sobre un deseo conjunto de afrontar el cambio climático, pero no se refirieron en público a los problemas de base que pueden descarrilar un acuerdo en el congreso de 192 países a efectuarse en diciembre en Copenhague: cuánto está dispuesto a contribuir cada país para enfrentar la emisión de gases de efecto invernadero, y cómo el mundo pagaría por los miles de millones de dólares que se necesitan para combatir las crecientes temperaturas.

Hu indicó que las naciones deben hacer su parte "de manera consistente con nuestras capacidades respectivas", una referencia a la visión ampliamente aceptada que a los países en desarrollo _incluso los grandes consumidores de energía como China, India y Brasil_, se les debe exigir que establezcan metas encaminadas a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, y no metas absolutas como las de las naciones industrializadas.

Sin embargo, el simbolismo de que los dos países más contaminantes del mundo se hayan comprometido a no adoptar medidas a medias durante el congreso a efectuarse del 7 al 18 de diciembre ayudó a despejar un poco el desaliento luego de que Obama y otros dirigentes reconocieran el fin de semana que no se espera que en la reunión de Copenhague haya un acuerdo final vinculante.

Funcionarios del gobierno de Obama reconocieron lo anterior, por lo que el acuerdo podría quedar aplazado hasta el siguiente año.

En una declaración conjunta, Obama y Hu dijeron que Copenhague debe lograr un acuerdo que "incluya metas en la reducción de las emisiones de los países desarrollados y disposiciones de mitigación apropiadas individualmente de los países en desarrollo".

El gobierno estadounidense buscó aclarar el martes que Obama espera que las negociaciones produzcan algo más que "un acuerdo para tener un acuerdo" en una fecha futura.

"Necesitamos números en la mesa de Copenhague", dijo el primer ministro danés Lars Loekke Rasmussen, quien conversó con los negociadores de 44 países reunidos en consultas informales.

El funcionario indicó que el acuerdo debe ser "concreto y obligatorio para las naciones que se comprometan a alcanzar esas metas, a adoptar acciones y ofrecer el financiamiento acordado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes