Los Obama recorren bailes inaugurales

WASHINGTON (AP) . La canción clásica de Etta James, "Al fin", pudo haber sido justo lo que el presidente Barack Obama y su esposa Michelle pensaban el martes en la noche cuando se deslizaban juntos en su primer baile inaugural al ritmo del tema.

Los Obama fueron la principal atracción en el Neighborhood Ball, el primero de 10 celebraciones inaugurales a las que planearon asistir hasta las primeras horas del miércoles. Los bailes marcan el fin de un largo día de eventos de la inauguración oficial y de dos años de campaña que los puso en la Casa Blanca.

El presidente apretó a su esposa mientras juntos bailaban lenta y majestuosamente mientras, fuera del escenario, Beyoncé cantaba. El mandatario giró a la primera dama una vez en un medio giro.

Obama soltó a su esposa pocos minutos después cuando la colombiana Shakira, Mary J. Blige, Faith Hill y Mariah Carey cantaban juntas con Stevie Wonder al ritmo más movido de su "Sign, Sealed, Delivered". La canción sonó en casi todos los eventos de campaña de los Obama.

"Podías decir que era un presidente negro, por la forma en que se movía", bromeó el comediante Jamie Foxx después del baile presidencial.

El presidente llevaba una corbata de moño blanca, mientras que su mujer brilló con un vestido blanco con un hombro descubierto y que caía hasta el suelo. El conjunto estaba adornado de arriba a abajo con detalles florales y fue hecho por el diseñador neoyorquino Jason Wu, de 26 años.

"Antes que nada, ¿qué tan guapa es mi esposa?", preguntó Obama a la multitud de celebridades y simpatizantes.

En el baile llamado Obama Home States, el presidente atrajo mucho más hacia sí a la primera dama de lo que lo hizo en la primera celebración. En cierto momento, la rodeó con sus dos brazos alrededor de la cintura y entrelazó los dedos detras de su espalda.

"Hola todos. Aloha. ¿Qué tal están?", dijo Obama en los dialectos de los contingentes de Hawai e Illinois, como exponiendo sus propias raíces. "Tantos de ustedes se involucraron no sólo en nuestra campaña sino también en nuestras vidas".

En el baile Commander in Chief (para el comandante en jefe de las fuerzas armadas, puesto que ahora ejerce Obama, además de la presidencia), Obama y el vicepresidente Joe Biden saludaron a los militares de la nación vía satélite.

Ahí, los Obama se separaron para bailar por su lado con el sargento de la armada Elidio Guillén, que era de menor estatura que su pareja de baile Michelle, y la sargento del ejército Margaret H. Herrera, quien lloró en los brazos del presidente.

A pesar del atuendo formal y las celebridades del entretenimiento que acuden, los bailes inaugurales no son cuestiones extremadamente elaboradas. Las filas frecuentemente son largas para entrar, para ir al baño o para guardar el abrigo, y la comida abunda en vegetales untados con salsa y cubitos de queso.

Ahora, quizás como señal de las dificultades económicas de los tiempos, las personas que ya habían pagado desde 75 dólares por un boleto hasta miles más por un paquete de ellos, también tuvieron que pagar sus propias bebidas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes