Obama reitera ayuda a México en 5 de Mayo

WASHINGTON (AP). El presidente Barack Obama celebró el lunes el 5 de Mayo en un ambiente austero, en el que le reiteró a México su deseo de trabajar para superar el momento difícil que enfrenta el pueblo mexicano con una crisis financiera iniciada en Estados Unidos, la violencia del narcotráfico y la gripe porcina.

"De algo estamos seguros: Los buenos vecinos trabajan juntos cuando están frente a retos comunes", dijo Obama. "Y es por eso que trabajamos estrechamente con el gobierno mexicano para identificar y tratar las enfermedades causadas por este nuevo tipo de gripe".

La celebración del 5 de Mayo, la festividad mexicana más popular en Estados Unidos, fue audazmente aprovechada por el embajador mexicano Arturo Sarukhán para hablar de la situación en que millones de inmigrantes indocumentados se encuentran en la nación a la espera de mejores tiempos.

En ese sentido, citó la necesidad de trabajar en favor de esa comunidad a fin de que "su voz sea oída" y su participación tomada en cuenta como impulso de la prosperidad de Estados Unidos que, recordó, "es un país de inmigrantes".

Sarukhán dijo que muchos afirmaban que los inmigrantes eran invisibles cuando en realidad "no son visibles porque nos rehusamos a verlos".

Esta ha sido la primera celebración del 5 de Mayo por Obama en la Casa Blanca y tuvo marcadas diferencias con las que solía hacer su antecesor, George W. Bush. A diferencia de la caravana de artistas que desfilaban por la Casa Blanca durante el gobierno de Bush, en esta ocasión sólo estuvo presente un grupo musical, el Mariachi Reyna de Los Angeles, integrado por mujeres.

La forma en que fue organizada la ceremonia tuvo también diferencias. Bush solía hacerla en el Salón Este; Obama la movió al Salón Foyer, que es como la antesala del Salón Este. Allí Obama pronunció su mensaje, en cual habló algunas palabras en español y luego se retiró al Salón Azul, del cual el Foyer sirve también de antesala.

En el pequeño estrado, donde estaban la primera dama Michelle Obama, así como el vicepresidente Joe Biden y su esposa, el embajador Sarukhán pareció algo confundido. Obama volvió después de unos dos minutos al lugar y se disculpó por no haber seguido el protocolo ya que, según explicó, le correspondía todavía hablar a Sarukhán.

"Asumo toda la responsabilidad y le ofrezco mis disculpas", dijo Obama dirigiéndose a Sarukhán, a quien el presidente se refirió como "mi buen amigo". Luego Obama dijo: "Oigamos su mensaje", y unos 200 asistentes rompieron entonces en aplausos.

Sarukhán leyó un discurso escrito en inglés y pronunció menos palabras en español que Obama. Empezó llamándole "Señor presidente", en español, para luego destacar la amistad bilateral y la voluntad de su gobierno de trabajar "oportuna, transparente y responsablemente" en la investigación derivada del brote de influenza que, según comentó, estaba ya dando muestras de "empezar a estabilizarse".

El 5 de Mayo no es la fecha de la independencia mexicana, que ocurrió en septiembre de 1810. Es el aniversario de la llamada Batalla de Puebla en que un ejército mexicano mal preparado y en inferioridad numérica derrotó al ejército francés en 1862.

Horas antes, la primera dama visitó las escuelas públicas Latin American Montessori y The Next Step, del área de Washington, y pidió a los estudiantes recordar en sus pensamientos y oraciones a quienes sufren de gripe porcina en México.

"En un momento en que celebramos la cultura y herencia mexicanas es sumamente importante pensar en algunos de los desafíos que los mexicanos enfrentan ahora mismo", dijo.

Obama, quien durante su campaña electoral el año pasado dijo que sabía "unas 15 palabras en español", pronunció el lunes en castellano: "Gracias", "Bienvenidos" y "Feliz Cinco de Mayo". Al parecer, al comienzo quiso explicar que este 5 de Mayo se celebraba en realidad el día 4 y dijo: "Welcome to Cinco de Cuatro..." ("Bienvenidos al Cinco de Cuatro").

Dijo que había hablado con el presidente mexicano Felipe Calderón el sábado sobre su posición frente al brote gripal y la necesidad de terminar con la guerra de las drogas.

"Por eso continuaremos lado a lado del pueblo mexicano en busca de nuestra seguridad común y nuestra prosperidad común", dijo.

Sarukhán dijo a su vez que "ninguna otra relación bilateral es más importante para la prosperidad y seguridad de Estados Unidos que su relación con México. De igual manera, el bienestar del pueblo mexicano está extremadamente ligado al destino de Estados Unidos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes