Obama visita México en abril

MEXICO (AP). El presidente estadounidense Barack Obama visitará México el 16 y 17 abril para avanzar en el fortalecimiento de la relación bilateral, marcada en los últimos meses por el combate al narcotráfico.

El portavoz de la Presidencia, Maximiliano Cortázar, informó hoy miércoles que el mandatario Felipe Calderón y Obama tienen previsto abordar temas de cooperación bilateral en materia de competitividad, seguridad, medio ambiente y bienestar.

"La visita subraya la alta prioridad que ambos mandatarios otorgan al fortalecimiento de la relación bilateral, a partir de un diálogo franco y respetuoso sobre el conjunto de temas que integran la amplia agenda común", dijo.

Este será el segundo encuentro entre ambos presidentes en lo que va de 2009.

El anuncio de la visita ocurre también en momentos que México publicó una lista de 90 productos estadounidenses a los que se les elevarán los aranceles, en represalia por la cancelación de un programa de transporte de carga que permitiría a camiones mexicanos trasladar bienes por Estados Unidos.

La primera reunión de ambos presidentes se realizó el 12 de enero en Washington, previo a la toma de poder del mandatario estadounidense.

Cortázar dijo que aún no está definido el lugar de los encuentros.

Añadió que después de la visita ambos gobernantes, probablemente cada uno por su lado, viajarán a Trinidad y Tobago, para la Cumbre de las Américas, que será la primera reunión hemisférica a la que asistirá Obama.

"Los presidentes Calderón y Obama abordarán la cooperación bilateral en materia de competitividad y desarrollo económico, seguridad, medio ambiente, migración y bienestar social", dijo Cortázar.

La agenda bilateral de México y Estados Unidos ha estado marcada en los últimos meses por el tema de la seguridad y el impacto que ha tenido en ambos países el combate al narcotráfico.

Calderón ordenó desde 2006 un despliegue sin precedentes de militares y agentes federales como parte de una nueva estrategia de combate frontal a los carteles de las drogas, que han escalado en su nivel de violencia en diversas zonas del país e incluso en algunas localidades estadounidenses cercanas a la frontera común.

La violencia se tradujo en 2008 en 6.290 asesinatos, más del doble que los registrados el año anterior.

Los gobiernos de México y Estados Unidos han coincidido en que la violencia registrada no es una muestra de fortaleza de los carteles, sino de su debilidad y de intentos desesperados para resistir el embate.

Calderón en diversas ocasiones ha dicho que Estados Unidos debería hacer más para detener el flujo de armas que narcotraficantes mexicanos adquieren en esa nación, además de combatir la corrupción dentro de instituciones estadounidenses.

En las últimas semanas México y Estados Unidos habían cruzado algunas críticas después de que funcionarios estadounidenses señalaron que el gobierno mexicano habría perdido el control de ciertas partes de su territorio por el poder corruptor de los carteles.

Calderón rechazó las críticas y afirmó que más del 90% de los asesinatos han sido de personas vinculadas al crimen organizado y no de ciudadanos que caigan acribillados en las calles.

Ambos países entraron en 2008 a una nueva etapa de la cooperación en materia de seguridad, con la aprobación en Estados Unidos de la llamada Iniciativa Mérida, un plan de tres años para contribuir a fortalecer las capacidades de México y Centroamérica para enfrentar el crimen organizado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes