Obispo paraguayo: no está mal robar para sobrevivir

ASUNCION (AP). Monseñor Zacarías Ortiz, obispo de la norteña diócesis del departamento de Concepción, afirmó hoy martes en entrevista radial que "quien roba para sobrevivir no debe ser incriminado" porque según su punto de vista "la pobreza en el campo es grande y el capitalismo es muy egoísta porque ganando mucho dinero no comparte su riqueza con los pobres", en alusión a los productores de soja.

Agentes de la Policía Nacional, con el respaldo en retaguardia de unos 500 soldados del ejército regular fueron distribuidos en los últimos días por pueblos y aldeas de los departamentos Concepción, San Pedro y Amambay buscando a presuntos integrantes del grupo rebelde Ejército Popular Paraguayo (EPP).

La organización se hizo responsable, a través de panfletos, del ataque e incendio de un pequeño destacamento militar en la aldea Tacuatí, departamento de San Pedro, a unos 350 kilómetros al norte de Asunción. El hecho ocurrió la noche del 31 de diciembre pasado.

En declaraciones a la radio Uno, de Asunción, monseñor Ortiz comentó que "los primeros campesinos detenidos como sospechosos de integrar el EPP son simples labriegos, militantes de la Organización de Campesinos del Norte, que en años recientes participaron de reuniones con la pastoral social".

El religioso no cree que los campesinos se hayan convertido en rebeldes pero admitió que "existe mucha pobreza en el campo y quien roba para sobrevivir no debe ser incriminado".

"En décadas pasadas, la gente pobre tenía qué comer, como frutas, porque era otro contexto; hoy es diferente porque el capitalisno es muy egoísta, ganando mucho dinero no comparte su riqueza con los pobres. Ellos (los capitalistas) deberían realizar inversiones para dar ocupación a los pobres", opinó.

En Concepción como en el vecino departamento de San Pedro, existen unas 30 ocupaciones ilegales de campesinos a fincas de soja, propiedad de agricultores paraguayos pero de origen brasileño. Incluso, en la provincia Alto Paraná los campesinos ingresaron a un establecimiento de inmigrantes japoneses y en Itapúa unos 200 labriegos ocupan una hacienda de inmigrante alemán.

Alberto Alderete, director del estatal Instituto de Desarrollo Rural y la Tierra (Indert), confirmó que el miércoles encabezará una comitiva que verificará la documentación de inmigrantes brasileños en el departamento de Kanindeyú con el objetivo de recuperar tierras que tendrían titulación irregular.

De confirmarse la irregularidad legal, unas 1,000 hectáreas serán distribuidas a campesinos sin tierra.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes