Obispos de Perú consideran excesiva y desproporcionada decisión contra Humala

La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) consideró hoy un "exceso y desproporcionada" una decisión judicial que ordenó la incautación de la vivienda del expresidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, porque también afecta a los hijos pequeños de la pareja.

"La sorprendente incautación de los bienes y la vivienda de la familia Humala por parte del Poder Judicial y el Ministerio Público, ha tenido una faceta de exceso y desproporcionalidad", señaló la CEP en un pronunciamiento publicado hoy.

El organismo que reúne a los obispos peruanos recordó que "es parte del debido proceso, respetar los derechos humanos de las personas y en especial de la familia y de los niños".

"Estos niños han sido afectados nuevamente con secuelas en sus sentimientos que permanecerán en el tiempo", sostuvo en referencia a las dos hijas y el hijo pequeño de Humala y Heredia, quienes estuvieron separados de sus padres hasta la semana pasada, cuando la pareja fue liberada tras pasar nueve meses en prisión preventiva.

Humala (2011-2016) y Heredia son investigados por la Fiscalía por presuntos aportes irregulares del régimen del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y la constructora brasileña Odebrecht a sus campañas electorales del 2006 y 2011, respectivamente.

La CEP consideró hoy, al respecto, que "la clara lucha anticorrupción que debe seguir la Justicia, respecto a todos los implicados en estos delitos, sin distinciones ni privilegios, debe hacerse respetando siempre los derechos humanos elementales y el derecho a la propia defensa".

Remarcó además que la decisión judicial tomada hoy de suspender la aplicación de la incautación durante 30 días, a pesar de que esta ya se hizo efectiva el lunes, "justamente demuestra que la medida inicial fue excesiva".

"En un estado de derecho, el ejercicio de la justicia no es justa cuando los derechos fundamentales a la vida, la vivienda, la salud emocional y física de menores de edad se vulneran y generan desamparo", anotó.

La CEP consideró, finalmente, que una situación similar "no puede volver a repetirse en ningún caso, el derecho humano, en especial de los niños, no puede ser vulnerado" y recordó que el papa Francisco ha señalado que "ver sufrir a los niños hace mal al alma".

La incautación de los cinco inmuebles de Humala y Heredia generó críticas generalizadas, dado que los bienes ya estaban embargados por orden de la Fiscalía de Lavado de Activos, además de que uno de ellos es la vivienda familiar y la resolución judicial no mencionó la situación de sus hijos pequeños. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7