Observadores europeos comienzan patrullaje en Georgia

KARALETI, Georgia (AP). Un grupo de observadores de la Unión Europea comenzó a patrullar el miércoles en territorio de Georgia como estipula un acuerdo de paz gestionado por Francia, que las tropas rusas intentaron ignorar en un principio.

Las fuerzas rusas permitieron a algunos de ellos entrar en la zona de amortiguación en torno a la provincia georgiana secesionista Osetia del Sur, pese a las advertencias anteriores de Moscú que de bloquearía su paso.

Las fuerzas rusas de paz en el lugar dijeron el martes que no permitirían el ingreso inmediato de los 300 observadores de la UE. El anunció levantó nuevas inquietudes de que Moscú parecía renuente a cumplir la tregua establecida después de su conflicto armado con Georgia en agosto.

Pero el grupo de observadores europeos llegó el miércoles a un retén ruso cerca del poblado de Kvenatkotsa. Los soldados rusos les permitieron enseguida el ingreso al área.

"La situación está muy calmada", dijo el militar ruso Iván Kukushkin, al mando del puesto de control cerca de Kvenatkotsa.

El director de política exterior de la UE, el español Javier Solana, confirmó el emplazamiento de los monitores e indicó "que han podido llegar a donde pensaban llegar".

Las tropas rusas no permitieron que los periodistas siguieran a los observadores en la zona de amortiguación, pero autorizaron el paso de los civiles georgianos luego de revisar sus vehículos.

"La situación está muy tranquila", dijo Kukushkin.

Otro grupo de monitores europeos visitó también la comunidad de Odisi en otro sector justo en las afueras de Osetia del Sur.

Rusia y Georgia aceptaron la misión de los observadores de la UE dentro de una tregua que siguió a la invasión del Kremlin, que controla ahora Osetia del Sur y Abjasia. Además, los rusos se han atrincherado en otros territorios de Georgia.

Los aterrorizados residentes de Karaleti, arrasadas tras semanas de saqueo por parte de los milicianos de Osetia del Sur, dijeron que los monitores de la UE llegaron demasiado tarde. Vitaly Shavishishvili, de 24 años, y sus familiares viven ahora en un establo tras incendiar los saqueadores su vivienda de dos pisos y robar dos de sus vehículos.

"Sólo podemos confiar en nosotros", dijo Shavishishvili.

Zaira Mamagulashvili, de 62 años, dijo que los saqueadores quemaron más de 30 casas en la aldea, saquearon el almacén principal y luego lo derribaron con granadas de mano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes