Ohio pide cambio a armas; El Paso no quiere visita de Trump

El gobernador republicano de Ohio se rebeló el martes contra su partido al hacer un llamado a expandir las leyes sobre armas de fuego, y algunos demócratas en Texas le pidieron al presidente Donald Trump que se mantuviera lejos de los dos estados afectados por dos tiroteos en los que murieron 31 personas.

Un manifiesto racista seguía siendo el centro de atención de la policía que investigaba la masacre en una tienda Walmart en El Paso, Texas, mientras que el FBI abrió una investigación sobre el tiroteo masivo en Dayton, Ohio, citando el interés del agresor en ideología violenta.

PRESIÓN PARA UNA LEY EN OHIO

El gobernador de Ohio Mike DeWine exhortó al Congreso con mayoría republicana a aprobar leyes que exijan revisión de antecedentes para casi cualquier venta de armas y que permita que las cortes restrinjan el acceso a armas de fuego a personas que son consideradas una amenaza.

Persuadir al Congreso para que apruebe dichas leyes podría ser una batalla complicada, ya que ha dado poca consideración a esa y otras medidas de seguridad contra armas de fuego ya introducidas por los demócratas y por el predecesor republicano de DeWine, John Kasich, quien sin éxito también presionó para que se aprobara una ley que restringe la venta de armas de fuego a personas consideradas una amenaza.

“Podemos unirnos para hacer estas cosas para salvar vidas”, dijo DeWine.

FBI INVESTIGA MASACRE EN DAYTON

El martes, el FBI abrió una investigación sobre la masacre perpetrada en un popular distrito de vida nocturna en Dayton para intentar determinar qué ideologías influyeron en el agresor Connor Betts, de 24 años.

El agente especial Todd Wickerham, jefe de la oficina de campo del FBI en Cincinnati, dijo que la agencia investiga quién pudo haber ayudado a Betts y por qué escogió ese lugar específico.

Wickerham no dijo si el FBI considera abordar el caso como terrorismo nacional, como lo hizo en el tiroteo masivo de Texas de horas antes.

DEMÓCRATAS DE EL PASO SE OPONEN A VISITA DE TRUMP

El presidente Donald Trump planea visitas a las dos ciudades el miércoles, un anuncio que generó cierta resistencia en El Paso.

La representante demócrata Verónica Escobar, de El Paso, dejó claro que el presidente no era bienvenido en su ciudad mientras estuviera de luto. El precandidato demócrata a la presidencia, Beto O’Rourke, quien fue congresista de El Paso durante seis años, también dijo que Trump debería mantenerse alejado.

Escobar tuiteó que la Casa Blanca la había invitado a acompañar a Trump durante su visita, pero que en lugar de eso ella asistirá a un evento que los organizadores dicen que confrontará al presidente y a los supremacistas blancos mientras piden mayor control de posesión de armas.

Escobar dijo el martes que las familias de las víctimas ya utilizaban el recién inaugurado centro de duelo en donde el gobierno y varios servicios de salud mental han montado puestos de atención.

“Habrá muchos traumas en nuestra comunidad; muchos niños vieron cosas que ningún ser humano debe ver”, dijo Escobar.

EX: AGRESOR DE OHIO COMPARTÍA PENSAMIENTOS OSCUROS

Una mujer que salió brevemente con el agresor de Ohio dijo que él sufría de bipolaridad, bromeaba sobre sus pensamientos oscuros y mostraba una fascinación por los tiroteos masivos.

Adelia Johnson publicó un ensayo en línea en el que decía que Betts le mostró un video del tiroteo de la sinagoga de Pittsburgh en su primera cita.

Agregó que Betts expresó “ansias incontrolables” que ella describió como “alertas”, que eventualmente la llevaron a terminar su relación en mayo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes