Operan con éxito al presidente egipcio Hosni Mubarak

EL CAIRO (AFP). El presidente egipcio Hosni Mubarak, de 81 años, cuya participación en las presidenciales de 2011 aun no está definida, fue sometido este sábado en Alemania "con éxito" a una operación quirúrgica en la que le extirparon la vesícula biliar y un pólipo, informó el equipo médico.

"Se realizó con éxito una operación quirúrgica abierta esta mañana para extirpar la vesícula biliar y un pólipo del duodeno", un tumor en el intestino en principio benigno, indicó en un comunicado el doctor Markus Buchler, que dirigió el equipo médico.

Los análisis de las partes extirpadas durante la operación "mostraron ser negativos", subrayó en un comunicado publicado por el ministerio egipcio de Información.

"El presidente Mubarak retomó conciencia y puede actualmente comunicar con su familia y el equipo médico", agregó Buchler.

Mubarak, de 81 años, "permanecerá bajo observación durante unos días hasta que se restablezca por completo a su intervención", continuó sin precisar la duración.

En el poder desde hace 29 años, Hosni Mubarak encargó por decreto al primer ministro Ahmad Nazif ejercer todas sus prerrogativas hasta su regreso a El Cairo, en conformidad con la Constitución.

La operación a la que fue sometido es en general benigna, y permite calmar a los pacientes que tienen dolorosos cálculos biliares. No obstante, su avanzada edad y el rápido anuncio de su hospitalización suscitaron interrogantes.

"Tendrían que haber hablado de ello antes. La manera en que se ha gestionado todo va a alimentar rumores según los cuales la operación tendría otros motivos", declaró a la AFP Imad Gad, del Centro Al Ahram de estudios políticos.

Madgy Rady, portavoz del primer ministro, rechazó las críticas. "Ayer (viernes) se decidió que necesitaría una operación. Si lo hubiese sabido el mes pasado, habría ido el mes pasado", aseguró a la AFP.

Mubarak ya fue hospitalizado en 2004 en Alemania por una hernia discal, y entonces delegó sus prerrogativas en el primer ministro Atef Ebeid.

Mubarak tomó las riendas del país más poblado del mundo árabe (unos 80 millones de habitantes actualmente) en 1981, tras el asesinato de su predecesor Anuar al Sadat a manos de los Hermanos Musulmanes.

Artífice de una política de estabilidad interior, de moderación en la escena internacional y de liberalismo económico, su régimen también es acusado de haber amordazado la vida política, violar los derechos humanos y ser incapaz de reducir la pobreza.

La salud del presidente Mubarak, de la que no dejan de circular rumores, es raramente abordada en público en Egipto.

En el verano de 2007, el jefe del Estado hubo de hacer una aparición pública para poner fin a las especulaciones que abundaban entonces.

El redactor jefe del diario independiente Al Dostur, Ibrahim Eisa, fue incluso condenado a dos meses de prisión firme por haber hablado de esos rumores, aunque más tarde fue graciado por Mubarak.

Hosni Mubarak concluye en 2011 su quinto mandato de seis años, y tanto la prensa como los comentaristas políticos presentan a su hijo Gamal como "el heredero". No obstante, ambos se cuidan mucho de desvelar sus intenciones.

La reciente entrada en escena del ex director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, partidario de democratizar el sistema, ha reabierto el debate.

ElBaradei, de 67 años, ha dado a entender que podría presentarse a la presidencia, con la condición de que se levanten las numerosas restricciones legales a las candidaturas independientes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes