Operativo en barberías enfurece a hispanos en Connecticut

WATERBURY, Connecticut , EE.UU. (AP). Un operativo contra peluqueros no autorizados en una ciudad de Connecticut está desatando una violenta reacción entre hispanos, quienes representan a la mayoría de los que no cumplieron la norma.

Los barberos debidamente licenciados aplauden la posición rígida del alcalde de Waterbury, Neil O'Leary, un ex jefe de la policía, que anunció esta semana que los locales sin licencia podrían verse obligados a cerrar. Algunos veteranos presionaron a la ciudad a aplicar la norma, argumentando que lo contrario perjudicaría a la profesión.

Como lugares que dan servicio a la población latina de rápido crecimiento, algunos peluqueros sin licencia dicen sentirse como chivos expiatorios porque el negocio ha bajado en otros locales.

"No es culpa nuestra que ellos no tengan clientes", dice Carlos Bermúdez, de 23 años. Agrega que él está tratando de obtener 2.000 dólares para pagar el permiso para su barbería, aunque considera que aprendió a manejar muy bien la máquina cuando creció en Puerto Rico. "Está en la sangre. Es algo natural".

De las 120 peluquerías en Waterbury, el alcalde dijo que 20 no contaban con el permiso o tenían contratados a peluqueros sin licencia, y 16 de ellas eran administradas por latinos. Las autoridades dijeron que se concentraron en los locales que tenían más de un año para garantizar las licencias que ordena el estado, y advirtieron que los peluqueros que no estén por lo menos en el proceso de obtener la certificación tendrán que abandonar la ciudad.

O'Leary dijo que esto es un asunto de salud pública _al igual que otras ciudades, Waterbury no es inmune a los brotes de piojos_ pero aseguró que también simpatiza con las quejas de los peluqueros con licencia. El alcalde, quien asumió el cargo el diciembre, informó que algunos de ellos se le acercaron para manifestarle sus preocupaciones cuando estaba en campaña.

"Estoy totalmente convencido de que las personas que invierten tiempo, dinero y esfuerzo para conseguir las licencias tienen un punto a favor en este tema", dijo O'Leary en entrevista.

La ciudad se preparó para la controversia. El Departamento de Salud estaba listo para comenzar a aplicar los requisitos antes de las elecciones, pero O'Leary dijo que su predecesor se mantuvo al margen porque los funcionarios sabían que esto podría disgustar a los electores hispanos.

Como era de esperar, la medida ha sido criticada por grupos defensores que consideran que el sistema de licencias es innecesariamente complejo y sesgado contra los hispanos porque el examen no está disponible en español, como ocurre en los estados vecinos. En reuniones con el alcalde, la Comisión de Asuntos Latinos y Puertorriqueños lo ha exhortado a dar más tiempo a los peluqueros para obtener los permisos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes