Opositores piden retorno de Zelaya a Honduras

TEGUCIGALPA (AP). Miles de opositores paralizaron este martes sus labores para exigir un aumento salarial del 15% y el regreso a Honduras del derrocado presidente Manuel Zelaya.

Respaldados por obreros, empleados públicos, estudiantes y campesinos, los zelayistas recorrieron las principales calles de Tegucigalpa portando enormes pancartas y coreando consignas contra el gobierno del presidente Porfirio Lobo.

Temprano, se reunieron en dos puntos de la capital, donde construyeron barricadas con piedras para obstaculizar el tráfico vehicular. Luego, marcharon unos cuatro kilómetros y se unieron en otro punto cercano a la casa presidencial, que la policía reforzó de inmediato.

El vocero policial, comisario Daniel Molina, dijo a la AP que "tratamos de mantener fluido el paso vehicular y de personas por la ciudad".

"Aquí está el pueblo exigiendo sus derechos", dijo en su arenga a la multitud el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Israel Salinas.

El denominado paro cívico lo auspicia el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), que surgió el 28 de junio de 2009, cuando Zelaya fue expulsado del poder por los militares. Es respaldado también por tres centrales obreras, que dicen agrupar al menos 600,000 afiliados.

Un grupo de manifestantes, con sus rostros cubriertos con pañuelos de color rojo, lanzaron piedras y palos contra las oficinas de los canales 5 y 10 de televisión en el bulevar de Suyapa, al este de Tegucigalpa, y destrozaron grandes ventanales de vidrio de ambos edificios.

Hicieron lo mismo con las oficinas del Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Ramón Custodio, quien en rueda de prensa afirmó que "esta es una manifestación de vándalos irresponsable que intentan generar un ambiente de violencia e inseguridad en el país".

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, comisionado Leonel Sauceda, sostuvo que "disponemos de vídeos de las acciones vandálicas de los del frente de resistencia a fin de adoptar las medidas pertinentes".

Las autoridades reportaron que decenas de miembros del FNRP bloquearon la única carretera del litoral Atlántico en las cercanía de la ciudad de El Progreso, a unos 200 kilómetros al norte de la capital. Además marcharon en La Ceiba, ciudad próxima a El Progreso.

Los manifestantes exigen también eliminar una ley aprobada en agosto por el Congreso, tendiente a emplear de manera temporal a más de 50.000 hondureños jóvenes.

Zelaya aprobó el año pasado un incremento salarial del 64%, jamás visto en Honduras, donde los aumentos no son superiores al 6 ó 10% anual. El nuevo salario, empero, no es pagado aún por más del 60% del empresariado.

El paro, según Salinas, es el paso previo a una pronta huelga general.

Otro paro cívico tiene previsto el FNRP para el 12 de octubre.

Zelaya está refugiado en República Dominicana y pretende retornar al país sin condiciones. La fiscalía lo ha encausado por siete delitos, cuatro de carácter político y tres por corrupción.

Según la ley, Lobo debió decretar en enero un aumento salarial en Honduras, que los empresarios fijan en el 3,7% para el 2010, y que los sindicalistas rechazan.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes