Opositores toman otro campo petrolero en Bolivia

LA PAZ (AP). Opositores tomaron el control de otro campo petrolero que abastece a regiones del occidente la madrugada del miércoles en medio de un clima de creciente tensión en el país por una ola de protestas regionales en contra del presidente Evo Morales.

El gobierno descartó declarar estado de sitio en regiones lideradas por prefectos (gobernadores) opositores y denunció que los disturbios en Santa Cruz son el "inicio de un golpe de estado cívico-prefectural", según dijo el ministro de Gobierno, Alfredo Rada el martes en la noche.

Rada acusó al prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, y al líder cívico de Santa Cruz, Branko Marincovik de promover la violencia. Cerca de la medianoche del martes Costas dijo que "lo sucedido en Santa Cruz es consecuencia del terrorismo de estado que ejerce el gobierno, de su ceguera que impide reconocer el derecho de los pueblos a las autonomías".

La alcaldesa de la localidad de Boyuibe al sureste de La Paz, Alejandría Vacaflor, señaló que fue testigo de la toma de otro campo petrolero y dijo a la emisora católica Fides que líderes cívicos "tomaron pacíficamente" el campo Vuelta Grande operado por la empresa nacionalizada Chaco del Grupo BP.

Una parte de la producción del campo suministra gas a Argentina que compra un promedio de dos millones de metros cúbicos diarios de gas.

El ministro de Hidrocarburos, Saúl Avalos, confirmó el miércoles "el cierre de válvulas" pero aseguró que "las exportaciones de gas a Brasil, Argentina y al mercado interno están garantizadas".

Avalos dijo que la toma de "válvulas puede demorar algunos minutos, algunas horas", pero no precisó los lugares donde hubo intervención opositora.

El martes otro grupo opositor intervino un campo y cerró válvulas en el campo Tahiati cerca de la localidad de Villamontes fronteriza con Paraguay desde donde se bombea una parte del gas que compra Brasil.

Pero el gobierno y la empresa Transierra que opera el campo aseguraron que no se interrumpió el flujo a Brasil que compra un prometio de 30 millones de metros cúbicos diarios.

En tanto, grupos de choque saquearon nuevamente el miércoles en la mañana las oficinas de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, nacionalizada recién a la italiana Euro Telecón Internacional (ETI), en la oriental Santa Cruz que el martes vivió una jornada de violencia callejera, informó Fides.

Los grupos, que responden a líderes cívicos autonomistas, rebasaron el martes a la policía militar, agredieron a las fuerzas del orden, incendiaron y saquearon oficinas del gobierno. Poco más de una decena de personas resultaron con contusiones.

El ministro de la Presidencia, Juan Rampon Quintana aseguró el miércoles que el gobierno no utilizará a los militares para reprimir ante el temor de que haya muertes y se culpe a Morales.

Aunque la protesta se inicio hace dos semanas en las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija para pedir la devolución de unos fondos que el gobierno descontó a las regiones para pagar un bono a los ancianos, el fondo de la disputa gira en torno a la reforma constitucional que impulsa Morales y que propone la reelección presidencial y la demanda de autonomía que tiene amplio respaldo en aquellas regiones. Ambas plantean visiones contrapuestas sobre el país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes