Ordenan la detención del capo mexicano Caro Quintero

México, ( EFE). Un juez mexicano emitió una orden de arresto provisional con fines de extradición a EE.UU. contra el narcotraficante Rafael Caro Quintero por diversos delitos, informó hoy la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

"Al día de hoy, ya se cuenta con una orden de detención provisional con fines de extradición" en contra del capo "por diversos delitos por los que se le acusa ante una Corte Federal de Distrito en California, apuntó la PGR en un comunicado.

Caro Quintero, de 60 años y uno de los traficantes de drogas más importantes de México en los años ochenta, fue excarcelado el viernes pasado luego de que un fallo judicial desechara varias causas en su contra, una de ellas por el asesinato del agente antidrogas estadounidense Enrique Camarena en 1985.

En una breve nota, la PGR explicó que presentó la solicitud de detención formulada por el Gobierno de Estados Unidos ante un juez federal, "quien resolvió la procedencia del otorgamiento de dicha medida provisional".

Una vez que se cumpla la orden de detención, el Gobierno estadounidense "contará con 60 días para presentar la solicitud formal de extradición" de Caro Quintero en los términos del tratado de extradición firmado entre ambas naciones.

Tras cumplir 28 de los 40 años de su condena por narcotráfico y crimen organizado, el fundador del cártel de Guadalajara salió el viernes de un penal del occidental estado de Jalisco después a un tribunal federal le concediera un amparo.

El tribunal ordenó el miércoles pasado la inmediata liberación de Caro Quintero tras sobreseer cuatro causas penales en su contra, dos de ellas por homicidio calificado, una por privación ilegal de la libertad y otra por narcotráfico.

En el caso del secuestro y asesinato de Enrique Camarena y el piloto mexicano Alfredo Zavala en febrero de 1985, la causa fue desechada porque se llevó en la jurisdicción federal, cuando correspondía al fuero común.

El canciller mexicano, José Antonio Meade, manifestó ayer su rechazo a la liberación del narcotraficante, y anunció que el Gobierno buscaría las vías jurídicas para dejar "sin efecto" la decisión del juez que permitió su excarcelación.

"Este caso particular no fue un fallo apegado a derecho y la PGR trabajará para corregirlo", señaló el ministro de Relaciones Exteriores.

El fiscal general, Jesús Murillo, declaró el martes que el capo no podía ser extraditado a Estados Unidos por el homicidio de Camarena, sino por una causa distinta, ya que en el pasado hubo dos peticiones de extradición por el asesinato del agente que fueron desestimadas por la Corte Suprema.

La Corte Suprema consideró entonces que existía el riesgo de que el capo fuera condenado en EE.UU. a la pena de muerte o a cadena perpetua, castigos que no están previstos en la legislación mexicana.

Murillo también señaló que el narcotraficante debió haber cumplido la condena completa porque "la personalidad y el tipo de delitos que él cometió afectan seriamente a la sociedad mexicana".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7