El Oriente Medio pendiente de lo que haba Obama

EL CAIRO (AP). Irán manifestó hoy miércoles la esperanza de ver nuevas políticas en el flamante gobierno de Barack Obama, mientras que algunos líderes árabes instaron inmediatamente al nuevo presidente estadounidense a involucrarse en el esfuerzo de paz para el Oriente Medio.

Desde las capitales árabes hasta los campamentos de refugiados palestinos, algunos recibieron con pesimismo las primeras horas de la presidencia de Obama, otros con esperanza.

Los editoriales de los periódicos y los comentaristas políticos enumeraron los desafíos que enfrenta el nuevo gobierno de Estados Unidos, desde la reconstrucción de la devastada Gaza hasta la conclusión de la guerra en Irak y el enfrentamiento con los talibanes en Afganistán.

En Irán, el gobierno aguardaba ver qué actitud asumirá Obama hacia un país al que el gobierno de George W. Bush rechazó sistemáticamente. Las dos naciones han manifestado profundas divisiones sobre el programa nuclear iraní y por lo que Estados Unidos considera el apoyo de Irán a los milicianos en la vecina Irak, cargo que Irán niega. Obama ha hablado sobre la necesidad de entablar contacto con Irán.

El canciller iraní, Manouchehr Mottaki, instó al nuevo presidente a modificar las políticas en el Oriente Medio.

"Se avizora un nuevo Oriente Medio", afirmó Mottaki, según la agencia noticiosa oficial IRNA. "La nueva generación en esta región busca justicia y rechaza la dominación".

Mottaki agregó que Irán estudiará la idea de establecer una oficina de sección de intereses de Estados Unidos en Teherán si se recibe un pedido formal estadounidense de hacerlo así, después de casi tres décadas sin vínculos diplomáticos.

"Estamos listos para nuevas propuestas de Estados Unidos", dijo Mottaki a Press TV, en idioma inglés, que forma parte del aparato estatal de prensa.

En Egipto, el presidente Hosni Mubarak instó a Obama, en un mensaje de felicitación, a dar prioridad al Oriente Medio, en particular a los palestinos.

"Me agradaría recalcar que la región alienta sólidas esperanzas de que vuestro gobierno atienda la cuestión palestina desde su primer día como prioridad inmediata y clave para solucionar otras cuestiones en el Oriente Medio", escribió Mubarak.

Obama dedicó unas pocas palabras en su discurso inaugural del martes dirigidas al mundo musulmán, diciendo que Estados Unidos buscaba "un nuevo camino basado en el interés y el respeto mutuos".

En Pakistán, donde los ataques estadounidenses a bastiones milicianos en la frontera con Afganistán han causado indignación, un islámico intransigente saludó las palabras de Obama.

Los israelíes también aguardaban las primeras acciones de Obama sobre el Oriente Medio. Los militares israelíes completaron hoy miércoles su retiro de Gaza, en la esperanza de mitigar la crisis antes de que Obama asumiera. Algunos israelíes se preocuparon durante la campaña presidencial de que Obama les prestara menos apoyo que Bush.

El prominente comentarista Nahum Barnea escribió en el diario israelí Yediot Ahronot que uno de los primeros rubros en la política exterior de Bush será Irán, también una cuestión acuciante para Israel, que teme que los iraníes busquen armas nucleares.

"Si Obama logra por medios diplomáticos cerrar el proyecto nuclear iraní, lo felicitamos", escribió Barnea. "Si fracasa, su disposición a actuar por medios diplomáticos será puesta a prueba".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes