Otto Pérez descarta diálogo con pandillas como en El Salvador

GUATEMALA, ( AFP). El presidente de Guatemala, Otto Pérez, descartó este jueves establecer un diálogo con líderes pandilleros juveniles que operan en el país, como sí que ocurrió en El Salvador, una alternativa que había planteado su ministro del Interior, Mauricio López.

" Nosotros no estamos dispuestos a dialogar con las maras (pandillas)", afirmó Pérez, contradiciendo las declaraciones de López.El titular de Interior habló el miércoles desde El Salvador, donde trató con sus homólogos de ese país y de Honduras sobre temas de seguridad.

" Podría ser que una propuesta como ésta (la salvadoreña) tuviera espacio para algunas áreas donde las pandillas son fuentes de violencia y de homicidios por la disputa de territorios", había dicho López.

"Entonces, no descartamos que eso podría ser una situación que se trabajará como parte de una propuesta multisectorial", afirmó el ministro.

El gobierno de El Salvador, con respaldo de la Iglesia Católica, impulsó un programa con integrantes de pandillas, el cual ha permitido disminuir los niveles de violencia.

"Nosotros no vamos a buscar acuerdos con los mareros, nosotros los llamamos a ellos a que dejen de estar delinquiendo, pero si ya cometieron un asesinato tienen que responder ante la ley", subrayó Pérez.

El presidente de Guatemala consideró que la prensa malinterpretó lo que quiso expresar López, quien este jueves dijo que tampoco propone un pacto con las pandillas.

"Nuestro trabajo va orientado a romper el círculo vicioso que hace que jóvenes y niños que no tienen oportunidades caigan víctimas del reclutamiento de las pandillas, pero, aquí, bajo ninguna circunstancia, puede haber un pacto con las maras", puntualizó el ministro López.

En Guatemala actúan las antagónicas Mara Salvatrucha (MS) y la Mara 18 (M-18), responsables del 60% de los 16 homicidios diarios que se registran de media en el país, según las autoridades.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7