PETA acusa a SeaWorld de esclavizar orcas

SAN DIEGO ( AP). Activistas planean pedir a una corte federal que conceda derechos constitucionales a cinco orcas que actúan en parques marinos, una acción jurídica sin precedente _y quizá quijotesca_ que podría atizar un intenso debate en curso en las escuelas de Derecho del país sobre la ampliación de los derechos de animales.

Gente para el Tratamiento Etico a los Animales (PETA, por sus iniciales en inglés) está acusando a los parques temáticos de SeaWorld de mantener a cinco orcas artistas destacadas en condiciones que violan la prohibición constitucional sobre la esclavitud. SeaWorld consideró sin sustento la demanda.

Las probabilidades de que tenga éxito la querella son pocas, según juristas expertos no involucrados en el caso, ya que, dicen, es improbable que cualquier juez que se atenga a la intención original de los autores de la enmienda encuentre que ellos querían proteger a los animales. Pero PETA valora mucho involucrarse en la corte de la opinión pública, como han evidenciado sus provocativas campañas contra el uso de pieles de animales y a favor de la vida vegetariana.

La demanda, la cual dice PETA que será presentada el miércoles en la corte federal de distrito en San Diego, se basa en que la 13ra Enmienda, que prohíbe la esclavitud y la servidumbre involuntaria, no especifica que sólo los humanos pueden ser víctimas.

Jeff Kerr, abogado general de PETA, dice que su equipo jurídico de cinco miembros _el cual dedicó 18 meses a preparar el caso_ cree que es la primera vez que una demanda presentada en una corte federal busca derechos constitucionales para miembros de una especie animal.

Los demandantes son las cinco orcas, Tilikum y Katina con sede en SeaWorld Orlando, Florida, y Corky, Kasatka y Ulises, en SeaWorld San Diego, California. Tilikum, un macho de seis toneladas, llegó a los noticieros del mundo cuando en febrero del 2010 sujetó a una entrenadora hacia el final de su actuación y la ahogó.

Capturado hace casi 30 años en las aguas de Islandia, Tilikum tiene un valor enorme como semental y ha engendrado a muchas de las orcas nacidas en parques de SeaWorld.

La demanda pide a la corte ordenar que las orcas sean liberadas bajo la custodia de un tutor legal que les encontraría un " hábitat adecuado".

" Bajo cualquier definición, estas orcas son esclavas: secuestradas de sus hogares, confinadas, se les niegan las cosas que son naturales para ellas y son obligadas a realizar trucos para beneficio de SeaWorld", dijo Kerr. " A los machos les recolectan el esperma, las hembras son inseminadas artificialmente y obligadas a dar a luz crías que a veces son enviadas a otros sitios".

SeaWorld dijo que cualquier intento de ampliar las protecciones de la 13ra enmienda más allá de los humanos es " infundado y ofensivo en muchas maneras".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes