Pacientes y médicos venezolanos protestan por falta de medicinas y bajos sueldos

"¡Salario y medicinas!", corearon pacientes y médicos durante una protesta este martes en hospitales públicos de Venezuela para exigir al gobierno medicamentos -en severa escasez- y "sueldos dignos" frente a la inflación desatada.

Zully García se unió a la manifestación en el hospital de niños J.M. de los Ríos, en el centro de Caracas, cargando a su hija Johangelis Bravo, quien aparenta menos de sus cuatro años de edad por un cuadro de desnutrición.

"Mi hija es una paciente cardiópata que depende de muchos medicamentos (...) que no consigo. Ella amerita un trasplante de corazón que se puede hacer en Argentina y no consigo" ayuda, dijo García a la AFP.

Como otros pacientes y familiares, la mujer rogó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que acepte "un canal humanitario" para el suministro de fármacos e insumos.

"Son muchos los niños que yo he visto morir por falta de medicamentos", añadió García rodeada de un centenar de manifestantes.

En Venezuela, sumida en una aguda crisis económica, hay escasez de 95% de tipos de fármacos para enfermedades crónicas, en tanto que para las esenciales, como hipertensión, es de 85%, según la privada Federación Farmacéutica.

De acuerdo con un informe del Parlamento de mayoría opositora y la ONG Médicos por la Salud, en los hospitales falta 79% del material médico quirúrgico y 100% de los laboratorios no tienen reactivos.

La enfermera Wuendy Piña aseguró que en el J.M. de los Ríos las muertes de niños han aumentado. "Faltan insumos, medicamentos, hay escasez de personal porque se van por el bajo salario. No tenemos reactivos para los exámenes", sostuvo.

Un doctor de la red pública gana el salario mínimo, que al día de hoy alcanza para poco más de un kilo de carne.

En el hospital José Gregorio Hernández, también en el centro, médicos, enfermeros y pacientes bloquearon una calle enfureciendo a conductores.

Cuando uno de ellos intentó pasar violentamente con su vehículo, le atravesaron a José Contreras, quien está en silla de ruedas y sufre de problemas respiratorios.

"No consigo los antibióticos que necesito. Cuando hay, no los puedo pagar", relató a la AFP Contreras, de 55 años.

A su lado, un enfermero sostenía un cartel que decía: "Hospitales mal dotados. Se nos mueren los pacientes".

Los ingresos de los venezolanos se ven devorados por una hiperinflación que, según el FMI, trepará a 13.000% este año.

Dayana Hernández acudió a la manifestación motivada por la angustia que le produce la salud de su madre, quien ha sufrido tres aneurismas.

"Acaba de caer en cama por un ACV (derrame cerebral) y en el hospital no hay medicamentos ni agua. No puedo hacerle la tomografía porque los equipos están dañados", denunció en medio del llanto.

En el hospital Vargas, un centenar de personas también protestaron, mientras en el Periférico de Catia (oeste) hubo forcejeos y empujones entre los manifestantes y la militar Guardia Nacional.

"Respeten a nuestro pueblo. No hay antihipertensivos, se nos mueren nuestros pacientes de cáncer, nuestro sueldo no llega a dos dólares -según la tasa del mercado negro-. Destruyeron el legado de Hugo Chávez", gritaba enfurecido el doctor Rafael Sosa en el Vargas.

La protesta se extendió a centros médicos de varios estados.

Maduro niega que en Venezuela haya una crisis humanitaria y últimamente atribuye el desabastecimiento de medicinas e insumos a las sanciones económicas de Estados Unidos, que dificultan el pago de importaciones.





Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes