Padre incestuoso austriaco fue maltratado por su madre

VIENA (AFP). Los malos tratos infligidos por su madre al austriaco Josef Fritzl en su juventud explican que después secuestrase y abusase de su hija, encerrada durante casi un cuarto de siglo en Amstetten (este), según un estudio publicado por el diario Oesterreich el miércoles.

El miércoles de mañana no fue posible obtener comentarios de la fiscalía de Sankt-Poelten, donde se instruye este caso.

"Su narración describe un clima familiar imprevisible con agresiones humillantes y sin motivo por parte de la madre. Su infancia lo predispuso idealmente a una invalidez emocional", escribió la siquiatra Adelheid Kastner en un informe entregado a la fiscalía, según este periódico.

Por lo tanto, tuvo la necesidad "de poseer completamente a un ser humano", agregó la experta, de acuerdo con Oesterreich.

Este rotativo afirma que obtuvo las 130 páginas del informe de la experta, entregado la semana pasada a la fiscalía, que consideraba a Josef Fritzl "totalmente responsable", según informaciones de la prensa.

"He nacido para violar y me retuve relativamente largo tiempo", declaró Fritzl a la siquiatra, de acuerdo con Oesterreich, al tiempo que reconocía tener "un fondo malvado".

Josef Fritzl, de 73 años, ya había sido condenado por violación en los años 1960.

Está acusado de haber secuestrado y violado a su hija Elisabeth durante más de 24 años en el sótano de su casa de Amstetten, a unos 100 km al oeste de Viena.

De esta unión incestuosa nacieron siete hijos. Un bebé falleció poco después de su nacimiento por falta de atención, estimó un experto acreditado por la fiscalía en el semanario News en septiembre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes