Países debatirán cómo aplicar tratado para evitar contaminación por mercurio

Los países miembros de la Convención de Minamata, que regula el uso del mercurio, uno de los metales más tóxicos para los humanos, se reunirán en Ginebra para impulsar la implementación de este nuevo tratado que tiene por objetivo reducir drásticamente la contaminación que provoca.

"El mercurio es uno de lo neurotóxicos más potentes del planeta. Hay formas naturales que no se pueden controlar, pero hay muchas otras formas de evitar la contaminación", dijo en una rueda de prensa el presidente del comité negociador, Fernando Lugris.

La Convención de Minamata entró en vigor el pasado 16 de agosto tras la ratificación de este tratado internacional por parte de 50 de los 128 países que lo han firmado, y los Estados miembros se reunirán del 24 al 29 de septiembre en Ginebra para impulsar su implementación.

La Convención toma su nombre de la ciudad japonesa de Minamata, donde hubo contaminación persistente de mercurio durante más de treinta años, y donde en 1956 se descubrió que dicha polución provocaba graves daños neuronales.

Las víctimas se contaminaron a través de la ingestión de pescado que había estado en contacto con el mercurio desechado ilegalmente por una industria en el mar, y padecieron trastornos neurológicos graves que, en muchos casos, los dejaron incapacitados de por vida.

El mercurio es identificado como uno de los diez químicos más peligrosos para la salud pública, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Convención pretende eliminar o reducir drásticamente su uso para evitar la contaminación.

Por ello los Estados miembros tienen que elaborar normativas sobre cómo restringir su uso, cómo almacenarlo o cómo gestionar lugares contaminados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7