Pakistán avanza en ofensiva contra el Talibán

PARACHINAR, Pakistán ( AP). Las fuerzas armadas que combaten al Talibán en Pakistán destruyeron la casa de un jefe insurgente en su pueblo natal al ganar terreno este miércoles en una ofensiva contra los islamistas cerca de la frontera con Afganistán, informaron las autoridades.

El avance tuvo lugar mientras los funcionarios de inteligencia dijeron que misiles presuntamente estadounidenses mataron a tres insurgentes en una región vecina al lugar donde el ejército paquistaní intenta convencer a facciones rebeldes para que mantengan una actitud neutral durante la ofensiva en Waziristán del Sur.

La ofensiva iniciada hace 5 días es considerada una prueba crucial para la campaña, a menudo criticada, contra los islamistas que actúan en Pakistán y en Afganistán.

Los soldados ocuparon parcialmente la localidad de Kotkai y destruyeron la casa del jefe del Talibán paquistaní, Hakimulla Mehsud, pero el enfrentamiento continuaba, dijeron a The Associated Press dos oficiales en forma anónima debido a que carecían de autorización para hablar con los medios de comunicación.

El martes, dos atentados dinamiteros coordinados causaron seis muertos en la Universidad Internacional Islámica de Islamabad, en una aparente represalia por la ofensiva. Todas las instituciones docentes del país fueron cerradas el miércoles.

Los ataques del miércoles con misiles ocurrieron en Spalaga, una aldea de Waziristán del Norte. Otros dos funcionarios de inteligencia dijeron que tres supuestos insurgentes murieron, pero que el número de bajas podría aumentar. Declinaron identificarse por no tener permiso para hablar con los periodistas.

Un parte del ejército indicó el miércoles que los soldados mantienen " intensas escaramuzas" en las colinas que rodean Kotkai y lograron establecer una base de operaciones al este de la población.

Las fuerzas de seguridad limpiaron de insurgentes la aldea de Khaisura, en otro frente de la ofensiva, según el parte militar. En la zona fueron encontrados búnkers muy fortificados, algunos de ellos con paredes de hormigón armado de dos metros de espesor, según el ejército.

El alto mando informó que murieron otros tres soldados, con lo que suman hasta ahora 16 los caídos en la ofensiva, mientras que los insurgentes sufrieron 15 bajas mortales, lo que eleva ese total a 105.

Es casi imposible verificar de forma independiente la información procedente de Waziristán del Sur porque el ejército ha cortado todas las carreteras de acceso a la zona. Los analistas indicaron que ambas partes han exagerado en otras ocasiones los éxitos armados al mismo tiempo que minimizaron sus bajas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes