Pakistán bombardea reductos rebeldes en Afganistán

ISLAMABAD (AP). La aviación paquistaní bombardeó hoy martes reductos insurgentes situados junto a la frontera afgana, antes de una esperada ofensiva por tierra allí, mientras Estados Unidos dice que los líderes islámicos culpados de la creciente violencia en la vecina Afganistán están afincados en esa región remota.

El ejército y el gobierno acordaron lanzar una ofensiva que seguramente será cruenta y difícil en esa región montañosa. Un vocero del ejército se negó a indicar el lunes cuándo comenzará la operación, aunque según las conjeturas podría ser inminente.

El ejército mantiene desde hace varios meses una campaña por tierra y aire contra los insurgentes acampados en la región tribal fronteriza de Waziristán del Sur antes de lanzar una gran ofensiva terrestre.

El ejército dijo que el 80% de los ataques insurgentes que plagan a Pakistán, un país con armas nucleares, son planeados en Waziristán del Sur y agregó que sus fuerzas mataron a 26 rebeldes en otras áreas del noroeste del país.

Un funcionario de inteligencia dijo que en los bombardeos del martes fueron destruidas unas 15 viviendas utilizadas por los insurgentes en las zonas de Makin, Ladha y Barwand, en Waziristán del Sur, aunque no tenía informaciones de bajas.

El funcionario habló a condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a informar a la prensa.

El ejército ha intentado cortar los suministros recibidos por los insurgentes y sus líneas de comunicaciones. Las autoridades intentan además lograr el respaldo de las facciones sediciosas que anteriormente acordaron atacar al ejército paquistaní.

Las autoridades dijeron que en los ataques realizados por helicópteros artillados murieron 26 insurgentes en Bajur, una región tribal situada a 300 kilómetros (185 millas) al norte de Waziristán. El ejército realizó en esa zona una gran ofensiva hace seis meses y la declaró libre de insurgentes, aunque algunos continúan en la región.

El funcionario local Abdul Malik dijo que los ataques tuvieron lugar en Damadola y Sawai, dos reductos insurgentes. Agregó haber recibido la información sobre las bajas insurgentes de fuentes militares y de inteligencia.

La amenaza insurgente en Pakistán ha quedado ilustrada por cuatro importantes ataques terroristas en los últimos nueve días, incluyendo un ataque suicida contra una oficina de la ONU de la capital en el que murieron cinco empleados del organismo mundial y un asedio de 22 horas al cuartel general del ejército durante el fin de semana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes