655 Palestinos y 35 israelíes muertos mientras la diplomacia sigue en marcha

Al menos 655 palestinos muertos, 35 israelíes y más de 4.300 heridos marcan el balance de víctimas de la ofensiva bélica israelí contra Gaza, que en su decimosexta jornada ve cómo se intensifican los esfuerzos diplomáticos por lograr un alto el fuego.

El portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf Al Qedra, comunicó en su última actualización sobre las víctimas que 23 palestinos murieron hoy mientras que otros 230 resultaron heridos.

De los 23, resumió, 17 de ellos murieron en la ciudad de Juza, al este de la ciudad meridional de Jan Yunis.

El total de heridos se registró en la misma zona, desde donde los residentes y la policía palestina en Gaza informaron de que los israelíes han estacionado sus tanques al este de la pequeña ciudad, próxima a la frontera entre Israel y Gaza.

Fuentes palestinas indicaron que la aviación israelí bombardeó también hoy el hospital de Al Wafa, situado en el este de ciudad de Gaza, sin que se produjeran víctimas.

Además, la ayuda médica de emergencia se vio hoy amenazada por el anuncio de que la única planta eléctrica que genera electricidad para parte de los gazatíes detuvo su actividad tras ser atacada por blindados israelíes.

En el bando israelí, tres soldados fallecieron hoy en el marco de los combates que se desarrollan sobre el terreno desde que el pasado jueves Israel decidiera ampliar el operativo militar e iniciara la invasión terrestre de la franja.

Desde entonces, 32 uniformados han perdido la vida en enfrentamientos con las milicias, que hoy detonaron artefactos explosivos contra las tropas israelíes, tres de cuyos efectivos resultaron muertos y otros 28 heridos, dos de ellos en situación crítica, informó el Ejército israelí.

Asimismo, un civil israelí murió hoy por el impacto de un cohete lanzado desde Gaza que cayó en el concejo regional de Hof Ashkelon.

De este modo se eleva a tres el número de civiles fallecidos por este motivo en las últimas dos semanas.

En este contexto, el gabinete de seguridad israelí se reúne esta noche para abordar de nuevo las opciones sobre un eventual alto el fuego, pocas horas después de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobara en Ginebra una resolución que condena a Israel por la ofensiva.

Aprobada por 29 votos a favor, 1 en contra (el de EEUU) y 17 abstenciones, incluye asimismo la creación de un mecanismo para investigar los ataques israelíes contra población civil y la posible violación del derecho de guerra y humanitario.

" La decisión del Consejo es una farsa que debe ser rechazada por toda la gente decente", valoró el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en un comunicado difundido por su oficina.

El jefe del Gobierno israelí criticó que " en lugar de investigar a Hamás, que lleva a cabo un doble crimen de guerra por disparar cohetes contra civiles israelíes mientras se escuda en civiles palestinos, el Consejo insta a una investigación de Israel".

La decisión llegó en un momento en que los esfuerzos diplomáticos, abiertos en múltiples flancos, se han intensificado para forzar a ambas partes a que finalicen el intercambio bélico y dejen espacio al diálogo.

Con este objetivo aterrizó hoy en la región el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien se entrevistó con Netanyahu.

Del encuentro en Tel Aviv trascendió la petición de Netanyahu para que EEUU restablezca los vuelos de sus aerolíneas a Israel, suspendidos después de que un cohete disparado desde Gaza alcanzara ayer las inmediaciones del aeropuerto israelí de Ben Gurión, el principal del país.

Previo paso por Jerusalén para reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ayer viajó a la zona con los mismos propósitos, Kerry se entrevistó con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

En un escueto comunicado ante la prensa, Kerry reiteró su "profundo compromiso" para alcanzar un alto el fuego en Gaza e insistió en la necesidad de que el acuerdo sea un "proyecto sostenible para todo el mundo", además de adelantar que en las últimas veinticuatro horas se habían realizado avances en este sentido.

Tras sus palabras, el miembro del comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, declaró que los esfuerzos negociadores se orientan "a encontrar un equilibrio entre el levantamiento del bloqueo en Gaza y conseguir el alto al fuego"

Mientras tanto, desde Doha, el líder político del movimiento islamista palestino Hamás en el exilio, Jaled Meshal, insistió en el levantamiento "completo" del bloqueo a la franja de Gaza antes de aceptar cualquier acuerdo de alto el fuego con Israel.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7