Panamá defiende ante la ONU proyecto de ley

ETIQUETAS

Ginebra ( EFE). La ministra panameña de Gobierno, Roxana Méndez, defendió hoy en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) el proyecto de ley del país centroamericano que aspira a aumentar las penas de cárcel en los casos de violencia doméstica y a tipificar el delito de feminicidio.

Méndez destacó esta iniciativa legal durante su intervención en el CDH en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) -una evaluación periódica sobre el estado de los derechos humanos de todos los países miembros de la ONU-, al que fue sometido hoy Panamá.

De este modo, la ministra respondió al informe presentado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos con ocasión del EPU, en el que distintos órganos y comités de la ONU instaron a Panamá a impulsar medidas para garantizar la igualdad de género y a frenar la violencia doméstica.

" El Código Penal vigente introdujo en 2007 la figura del homicidio agravado, que sanciona la violencia doméstica con penas de 20 años", relató Méndez, y agregó que se ha presentado un proyecto de ley que " modifica artículos (del Código Penal) para aumentar las sanciones en esta materia y tipificar el delito de feminicidio".

Asimismo, destacó que, en diciembre de 2008, las autoridades panameñas instauraron el Instituto Nacional de la Mujer, que " tiene como propósito", aclaró, "incorporar plenamente a las mujeres en el proceso de desarrollo del país a través de políticas igualitarias".

" Hay 32 oficinas de igualdad -continuó- distribuidas en Panamá como parte del programa de una nueva política de equidad de género".

Acerca de la baja participación de la mujer en política, admitió que " es un motivo de preocupación", pero recordó que una comisión nacional de reformas electorales acordó recientemente por unanimidad una reforma al respecto, la cual " aún debe ser aprobada por la Asamblea Nacional".

Por otro lado, Méndez enfatizó que el 49 por ciento del presupuesto general del estado panameño está destinado a " servicios de desarrollo social", y se congratuló de la universalización escolar y de los programas gubernamentales de apoyo económico a los mayores de 70 años que no cuentan con pensiones.

En cuanto a la trata de personas, la ministra reconoció " los desafíos existentes en el marco regulatorio para combatir la explotación, los abusos y el tráfico ilícito", y, por ello, afirmó la existencia de un proyecto de ley para frenar estas prácticas.

Al final de su discurso, Méndez reiteró que Panamá " mantiene un alto compromiso con la protección y promoción de los derechos humanos", y aseguró que se trata de "un propósito común y compartido por las autoridades nacionales, internacionales y la sociedad civil".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes