Papa: Hampones están excomulgados

El papa Francisco visitó el sábado la región de operaciones de la mayor organización delictiva en Italia, se reunió con el padre de un niño de tres años asesinado en una pugna del narcotráfico y declaró que todos los hampones están automáticamente excomulgados de la Iglesia Católica.

Durante una peregrinación de un día por la región sureña de Calabria, Francisco consoló al padre preso del menor Nicola Campolongo en el patio de una cárcel en la ciudad de Castrovillari.

En enero, el niño fue asesinado a tiros con uno de sus abuelos y la novia del abuelo, en un ataque atribuido a una guerra por el control de territorios entre narcotraficantes en la cercana ciudad de Cassano all'Jonio. Los agresores incendiaron el vehículo con las tres víctimas dentro.

El padre y la madre del chico estaban presos por cargos de narcotráfico cuando ocurrieron los hechos. Francisco manifestó su horror por ese ataque y había prometido visitar la localidad.

Francisco abrazó al hombre, quien le pidió que orara por la madre del menor, a la que se permitió salir de prisión por el asesinato del niño y se encuentra en arresto domiciliario. El pontífice también se reunió con dos de las abuelas del niño.

De acuerdo con un portavoz vaticano, reverendo Ciro Benedettini, el pontífice dijo al padre del menor: "Que nunca los niños tengan que sufrir de nuevo de esta manera".

"Las abuelas lloraban y sus lágrimas eran copiosas", declaró Benedettini.

Calabria es el centro de operaciones de la 'ndrangheta, una organización narcotraficante de alcance global que además se enriquece mediante extorsiones a negocios e influye en la concesión de contratos de obras públicas en la región, que registra subdesarrollo.

Durante su homilía en una misa al aire libre, Francisco censuró a la 'ndrangheta porque, dijo, "adora el mal y desprecia al dios común".

"Quienes andan en el camino del mal, como los hampones, no están en comunión con Dios. Están excomulgados", advirtió.

Francisco se reunió con otros 200 presos durante su visita a la cárcel. Cuando el papa visitó un hospicio, un médico del lugar, a petición de Francisco, le retiró una astilla de madera que le molestaba en uno de los dedos, dijeron los organizadores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7