Papa: acuerdo Argentina-Chile, ejemplo de diplomacia

ETIQUETAS

CIUDAD DEL VATICANO (AP). El papa Benedicto XVI calificó como "un ejemplo admirable de construcción de la paz a través del diálogo" el acuerdo de paz entre Chile y Argentina de 1984 con la mediación del Vaticano, tras el conflicto entre ambas naciones por el canal de Beagle.

La crisis entre ambas naciones sudamericanas obedeció a un desacuerdo sobre la soberanía de las islas ubicadas al sur del Canal Beagle y sus espacios marítimos adyacentes.

El pontífice recordó que la mediación del Vaticano "contribuyó a resolver una controversia que corría el riesgo de convertirse en un conflicto".

El Papa señaló que el acuerdo logrado tuvo "como finalidad no la supremacía de la fuerza y del interés, sino la afirmación de una justicia ecuánime y solidaria, fundamento seguro y estable de la convivencia entre los pueblos".

El Vaticano dio a conocer el jueves una carta enviada en su nombre por el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, al cardenal de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, con motivo de la jornada celebrada en la Pontificia Universidad Católica di Buenos Aires, en el 30 aniversario de la mediación de Juan Pablo II entre Argentina y Chile por el canal de Beagle.

"El recuerdo de los acontecimientos de hace 30 años está indisolublemente unido a la figura del papa Juan Pablo II y a la destacada obra de su delegado especial, el cardenal Antonio Samoré, ambos muy comprometidos en la búsqueda de la paz y de la concordia entre los pueblos argentino y chileno, unidos desde siglos por sólidos vínculos de fe y solidaridad", manifestó.

Destacó también la figura del cardenal Agostino Casaroli y sus colaboradores que, tras la muerte de Samoré, finalizaron los trabajos de la mediación "hasta conseguir la firma de una declaración conjunta de paz y de amistad que tuvo lugar en el Vaticano el 23 de enero de 1984".

Treinta años después de la crisis del canal de Beagle, la mediación papal, afirma Benedicto XVI, sigue siendo un ejemplo para la comunidad internacional.

"Muestra, junto a la paciencia y a la responsabilidad de las partes implicadas, cómo en todas las controversias el diálogo no perjudica los derechos, sino que amplía el campo de las posibilidades razonables para resolver las divergencias", expresó.

Sostiene que es necesario seguir recurriendo a la diplomacia y a sus métodos de negociación, "que toman su fuerza del bagaje moral de los pueblos, dándoles confianza para garantizar la paz, la seguridad y el bienestar".

El Papa invitó a las nuevas generaciones a tomar nota de la historia y a comprometerse en la realización "de la civilización del amor, de la cual Juan Pablo II fue profeta, aunque no siempre fuera escuchado".

Al concluir, el pontífice expresó su deseo para que se refuercen los vínculos de paz y amistad entre los pueblos sudamericanos e impartió la bendición a los pueblos argentino y chileno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes