Papa: escándalo sexual es una prueba para la Iglesia

CIUDAD DEL VATICANO ( AP). El papa Benedicto XVI considera que el escándalo por abusos sexuales cometidos por sacerdotes es una " prueba para él mismo y para la Iglesia", dijo su vocero, mientras los obispos en toda Europa utilizaron la exhortación solemne a la penitencia de la Semana Santa para prometer transparencia en el manejo de los abusos de niños.

Sin embargo, en medio de las muestras de humildad, un jerarca de la Iglesia respondió enérgicamente a las denuncias que rozan a la Santa Sede.

En un artículo, el cardenal William Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, acusó al diario New York Times de tratar injustamente al Papa por la manera como manejó denuncias de abusos anteriormente.

Los obispos suizos instaron a las víctimas a presentar denuncias penales. Los obispos alemanes habilitaron una línea telefónica para las víctimas. El primado de Austria, cardenal Christoph Schoenborn, reconoció la culpa de la Iglesia al presidir una misa realizada bajo el signo del arrepentimiento.

" Gracias por romper vuestro silencio", dijo Schoenborn a las víctimas. " Mucho ha salido a la luz. Son menos los que apartan la mirada, pero resta mucho por hacer".

Una semana después que Benedicto XVI fustigó a los obispos irlandeses por sus errores groseros en el manejo de casos de sacerdotes que violaron niños, los obispos europeos, uno después de otro, confesaron errores, expresaron solidaridad con las víctimas y prometieron actuar cuando se denuncien abusos.

El mismo Benedicto XVI realizaba una Semana Santa de " humildad y penitencia", dijo el vocero vaticano Federico Lombardi a The Associated Press.

" El Papa es una persona de fe. Considera (el escándalo) una prueba para él mismo y para la Iglesia".

En la misa del Jueves Santo en el Vaticano, sin embargo, Benedicto XVI no mencionó los escándalos.

" Como sacerdotes, estamos llamados en fraternidad con Jesucristo, para ser hombres de paz, estamos convocados a oponernos a la violencia y a confiar en el supremo poder del amor", dijo el pontífice en su homilía en la Basílica de San Pedro.

Más tarde celebraba el rito de lavar los pies de 12 sacerdotes en señal de humildad.

El miércoles, la Iglesia respondió enérgicamente a una de las noticias más escandalosas relativas a los abusos: la decisión en la década de 1990 de no expulsar a un cura estadounidense acusado de abusar de niños sordos.

El cardenal Levada dijo en un artículo en la página de internet del Vaticano que juzgar al reverendo Lawrence Murphy hubiera sido " inútil" porque estaba agonizando cuando su diócesis inició un proceso canónico.

Levada criticó al New York Times, que dio a conocer los primeros detalles de la historia la semana pasada. Dijo que el influyente matutino usó erróneamente el caso para criticar a Benedicto XVI por su manera de manejar las denuncias. Una vocera del Times defendió los artículos, señalando que nadie habíe puesto en duda los hechos mencionados por el diario.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes