Papa escribe a fieles tras escándalo de Irlanda

DUBLÍN ( AFP). El papa Benedicto XVI respondió este miércoles a la presión por las acusaciones de abusos sexuales a niños cometidos por miembros de la Iglesia Católica en el mundo prometiendo " firmar" el viernes una carta a los fieles de Irlanda, cuyo primado pidió perdón.

" En los últimos meses, la Iglesia de Irlanda ha sido sacudida por una crisis debido a los abusos cometidos a niños", dijo el Papa durante su audiencia semanal en la plaza de San Pedro del Vaticano, dirigiéndose en inglés a los irlandeses con motivo del Día de San Patricio, su santo patrón.

"En señal de mi profunda preocupación escribí una Carta Pastoral que aborda esa dolorosa situación. Voy a firmarla el viernes, día en que se celebra San José, guardián de la Sagrada Familia y patrón de la Iglesia Universal", agregó.

El Pontífice dijo esperar que esta Carta Pastoral, que había sido anunciada en diciembre, sirva para ayudar " en el proceso de arrepentimiento, de curación y de renovación".

El anuncio se produjo poco después de que el primado de Irlanda, el cardenal Sean Brady, acusado de haber ocultado abusos a menores, pidiera perdón y se declarara " avergonzado" por no haber defendido los valores que profesa.

Brady, a quien grupos de víctimas han pedido que dimita, prometió " reflexionar cuidadosamente" en las próximas semanas y pidió a los fieles que " oraran" por él en la homilía que pronunció en la catedral de Armagh (Irlanda del Norte) en este día de celebración nacional.

El lunes había dicho que sólo dimitiría si se lo pedía Benedicto XVI.

" Quiero decir a todos los que sufrieron por mis fallos que les pido disculpas con todo mi corazón", dijo el cardenal Brady.

" También pido disculpas a todos los que sienten que les he abandonado. Mirando atrás, estoy avergonzado de que no siempre defendí los valores que profeso y en los que creo", agregó.

Brady participó en 1975 en reuniones secretas en las que dos presuntas víctimas de abusos sexuales cometidos por el padre Brendan Smyth habrían firmado una promesa de silencio.

Las autoridades eclesiásticas investigaban en aquella época a este cura considerado responsable de abusos sexuales a cientos de niños durante cuatro décadas y que murió en prisión tras su detención en los años 1990.

La orden religiosa a la que pertenecía Smyth también pidió perdón este miércoles a las víctimas y admitió " fallos" en la manera como manejó el caso.

" Está claro que la única manera efectiva de tratar con una persona de su propensión es a través del rigor del derecho criminal", declaró la comunidad norbertina en un comunicado.

Además de Irlanda, numerosos países han sido sacudidos por esta ola de revelaciones de abusos sexuales a menores cometidos por miembros del clero en las últimas décadas, entre ellos Alemania.

Su canciller, Angela Merkel, tildó este miércoles la pedofilia de " abominable", pero evitó responsabilizar únicamente a la Iglesia al alegar que " el problema se ha repetido en numerosos sectores de la sociedad".

Los países más recientemente salpicados son Brasil, donde tres sacerdotes fueron acusados de abusar de menores y son investigados por las autoridades y la institución, y Chile.

En este último país, un religioso español fue detenido por posesión de pornografía infantil y por haber abusado supuestamente de al menos 15 menores en colegios de su país de origen donde trabajó entre 1992 y 2005.

En la última década también se registraron casos de pedofilia que implicaban a curas o religiosos en Estados Unidos, Canadá, Australia y México.

El escándalo más grave fue el de Estados Unidos, donde en 2002 se reveló que entre 4,000 y 5,000 sacerdotes abusaron sexualmente de unos 14,000 niños y adolescentes durante décadas, lo que obligó a las diócesis locales a pagar millonarias indemnizaciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes