El Papa se reúne con víctimas de abusos sexuales

SYDNEY (AP). El papa Benedicto XVI se reunió en privado el lunes con australianos que fueron abusados sexualmente por sacerdotes cuando eran niños, en un gesto de arrepentimiento y preocupación por un escándalo que ha sacudido a la Iglesia católica.

El pontífice oró y habló con cuatro representantes de las víctimas de abusos _dos hombres y dos mujeres_ durante las últimas horas de una visita de nueve días a Australia para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud, organizada por la Iglesia.

Las víctimas no hicieron declaraciones públicas después de la reunión. Los grupos de apoyo para otras víctimas calificaron el gesto como una maniobra publicitaria.

El escándalo por los abusos fue un punto desagradable en el viaje por la Jornada Mundial de la Juventud, una celebración de la fe que inspira a las nuevas generaciones.

El sábado, Benedicto XVI se disculpó públicamente por lo sucedido y dijo que lamentaba "profundamente" el sufrimiento de las víctimas.

Sin embargo, los partidarios de éstas dijeron que la disculpa era insuficiente y han exigido que el pontífice haga más para proporcionar compensación financiera y ayuda psicológica para los afectados.

El Vaticano no proporcionó detalles de las conversaciones entre el Papa y las víctimas, con las que se reunió el lunes durante aproximadamente una hora.

"En una expresión de su continua preocupación pastoral por los que han sufrido abusos a manos de miembros de la Iglesia, Su Santidad celebró misa con un grupo representativo de las víctimas", señaló el Vaticano en un comunicado.

"Escuchó sus historias y les ofreció consuelo. Asegurándoles su cercanía espiritual, les prometió seguir orando por ellos, sus familias y por todas las víctimas. A través de su gesto paternal, el Santo Padre deseó volverles a demostrar su profunda preocupación por todas las víctimas de abuso sexual", indicó el texto.

Una de las prioridades del Papa durante su pontificado ha sido intentar reparar el daño provocado por el escándalo, por lo que sostuvo una reunión similar con víctimas de abusos sexuales por el clero en Estados Unidos en una visita a ese país en abril.

Bernard Barrett, del Grupo Ritos Rotos, que estima que existen miles de víctimas de abuso sexual cometidos por sacerdotes en Australia, afirmó que las víctimas que se reunieron con el Papa fueron cuidadosamente elegidas y son personas que no causarán inconvenientes.

"Eso no cambia las cosas, porque son esencialmente relaciones públicas", afirmó Barrett a la cadena de radio Fairfax. "Es un acto de cinismo".

La reunión y la misa en Sydney se llevaron a cabo entre las 7:00 y las 8:00 de la mañana en la residencia de la catedral de Santa María en esta ciudad, donde Benedicto XVI pernoctó cinco noches durante la Jornada Mundial de la Juventud, que atrajo a más de 200.000 peregrinos. El avión del Papa partiría de Australia horas después.

El reverendo Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, dijo que el pontífice esperó hasta el final de su visita a Australia para reunirse con las víctimas porque quería mantener el asunto de los abusos separado de la jornada mundial.

Benedicto XVI partió a Roma en un avión privado al mediodía. En una breve ceremonia en el aeropuerto, el primer ministro Kevin Rudd agradeció al Papa por su visita y anunció que Australia asignará un embajador en el Vaticano por primera vez en la historia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes