Paraguay: Enviado del Papa se desmaya y suspende agenda del día

El cardenal español Santos Abril y Castelló sufrió hoy una descompensación y cayó al suelo durante un acto con autoridades de Paraguay, país al que fue enviado por el papa Francisco en "visita apostólica" tras un enfrentamiento público entre dos altas jerarquías católicas locales.

La diócesis de Ciudad del Este informó que Abril y Castelló fue llevado de urgencia a un centro médico y anunció que "todas las actividades del cardenal quedan suspendidas hasta un nuevo aviso".

El Papa se comunicó hoy "personalmente" con Abril y Castelló, arcipreste de la Basílica romana Santa María la Mayor y presidente de la Comisión Cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de Religión (IOR), para conocer su estado de salud, según un comunicado de la diócesis de Ciudad del Este.

Abril y Castelló realiza en compañía de Milton Luis Tróccoli Cebelio, obispo auxiliar de Montevideo, una "visita apostólica" dispuesta por el papa Francisco "a fin de ofrecer una asistencia para bien de esa iglesia particular", según explicó la Nunciatura antes de su llegada.

El cardenal se reunió este miércoles con el sacerdote argentino Carlos Urrutigoyti, acusado por tres adultos diferentes de abusos sexuales en EE.UU., como reconoció la propia diócesis en un escrito en su web.

El caso motivó un enfrentamiento público entre el obispo de Ciudad del Este, Rogelio Livieres, miembro del Opus Dei, y el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo.

Urrutigoyti, que trabaja en Ciudad del Este desde hace nueve años y desde hace dos es el segundo de la diócesis, fue acusado en 2002 por un estudiante de la Academia Saint Gregory en Pensilvania (EE.UU.) de haberle ofrecido "dirección espiritual" durmiendo con él y más tarde de asaltarle sexualmente junto al reverendo Eric Ensey.

Esa denuncia fue seguida de al menos otras tres acusaciones de compartir cama y aproximaciones sexuales de otras personas, que se resolvieron con altas indemnizaciones, según han señalado medios locales, estadounidenses y canadienses, en medio de la polémica.

Cuquejo sugirió en junio pasado reabrir una investigación para averiguar si son ciertas las acusaciones contra Urrutigoity, a lo que Livieres respondió llamándole "homosexual" en actos públicos y ante medios de comunicación.

Según dijo a Efe el padre David Sánchez, el cardenal enviado desde Roma mantuvo este martes una reunión de varias horas a puerta cerrada con Livieres y el miércoles una breve charla con el religioso argentino de la que no han trascendido más detalles.

"El señor cardenal quiso saber sobre los escándalos. Si había escándalos", dijo hoy el vicario para la Juventud de la Diócesis, Jorge Miguel Martínez, según el informe de prensa.

"La situación en Paraguay es así: aquí, a todo el mundo le cuesta la castidad porque, bueno, la cultura guaraní, y la castidad nunca fue el fuerte de los paraguayos", le dijo Martínez a Abril y Castelló durante una charla.

"Además, aparte de los escándalos inventados por la prensa y de alguna dificultad de castidad de algún seminarista pero de fuero interno, yo no conozco a alguien que haya tenido un escándalo así externamente", confesó el religioso, según la diócesis.

Abril y Castelló el obispo uruguayo Tróccoli tienen previsto permanecer en Paraguay hasta el día 26.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7