Paraguay investiga relación entre muertes infantiles y uso de pesticidas

El Ministerio de Salud de Paraguay anunció hoy la apertura de una investigación para determinar las causas de la muerte de dos niños y las afecciones respiratorias que han llevado a la hospitalización de otros 12, ante denuncias de que pueden deberse a los pesticidas usados en grandes plantaciones.

Dos hermanas, de 3 años y seis meses, murieron, una el lunes y otra hoy, mientras que otros 12 niños, dos de ellos de la misma familia campesina que las fallecidas, están internados en estado grave en el hospital regional de la ciudad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú.

Según informó a Efe un portavoz del Ministerio de Salud, los hospitalizados presentan afecciones respiratorias con los mismos síntomas que las niñas fallecidos.

Según la Federación Nacional Campesina (FNC), la niña de tres años murió "repentinamente ayer (día 21) a la mañana en su casa mientras su familia se preparaba para llevarla al hospital" y su hermana de seis meses murió hoy de madrugada después de que los médicos le dieran el alta.

Según la FNC, los médicos del Hospital de Curuguaty le dieron el alta al bebe porque "no tenía nada", pero de regreso a su casa, volvió a tener fiebre y vómitos y en pocas horas falleció.

El ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, envío al lugar un equipo multidisciplinario para verificar la situación ya que los afectados son todos provenientes del asentamiento campesino Huber Duré en el departamento de Canindeyú.

Barrios dijo que solicitarán realizar la autopsia correspondiente y que se tomarán muestras de sangre y ambientales para analizar la denuncia de la Federación Nacional Campesina de que las muertes tienen que ver con el uso de pesticidas por parte de las plantaciones industriales de soja y maíz que rodean la zona.

La FNC pidió en un comunicado asistencia médica inmediata para la comunidad, pues "muchas familias están con los mismos síntomas".

La producción de soja es junto con la exportación de ganado vacuno el mayor motor de la economía del país. Según los productores, en Paraguay se cultivan unos 8 millones de hectáreas de soja transgénica.

Campesinos de diversas regiones de Paraguay, donde cerca del 40 % de la población vive en el entorno rural, se han movilizado en contra de los grandes productores agrarios, a los que acusan de no respetar las leyes que limitan el uso de las fumigaciones.

También denuncian que el Gobierno no lleva a cabo controles al respecto.

Según una reciente encuesta, realizada por el Centro de Informaciones y Recursos para el Desarrollo, el 86,8 % de los paraguayos cree que es "totalmente cierto" que las fumigaciones con agroquímicos de los cultivos afectan a la salud de las personas que viven cerca. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7