Paraguay recibe ayuda internacional para parar deforestación

Paraguay, que perdió en los últimos cuatro años 600.000 hectáreas de bosques naturales, firmó el viernes un acuerdo con una organización no gubernamental mundial para la reforestación y vigilancia satelital de la tala ilegal.

El acuerdo fue suscrito por el representante del Instituto de Recursos Mundiales, el expresidente mexicano Felipe Calderón (2006-2012) y el mandatario paraguayo Mario Abdo Benítez.

"La tecnología disponible, los satélites que están reportando en todo el mundo, nos permiten saber qué es lo que está pasando aquí en la tierra", dijo Calderón en conferencia de prensa.

Agregó que con la plataforma "el mundo forestal estará a disposición de la gente y permitirá saber qué es lo que está pasando en el Paraguay".

Hasta desde un teléfono móvil "se podrá saber qué ocurre con la selva, con los bosques, con las tierras arables, con las laderas de los ríos", especificó tras la firma del convenio.

En tanto, Cristina Goralewski, directora del estatal Instituto Nacional Forestal, denunció que desde 2014 se constató la deforestación de 600.000 hectáreas.

Agregó que en la región oriental del país, donde rige la llamada ley de Deforestación Cero, sólo en 2018 se talaron árboles en 12.000 hectáreas.

La funcionaria señaló el compromiso del gobierno "de revelar y desenmascarar el velo de impunidad que ha desolado nuestros bosques".

Calderón comentó que con la observación satelital "se sabrá quién cumple la ley, quien no la cumple... y al mismo tiempo fomentar la protección de los recursos naturales, combatir el cambio climático y al mismo tiempo generar empleos y crecimiento".

En la región occidental o Chaco Boreal, cuyo suelo es árido pero permite el crecimiento de una flora diferente a la de la región oriental, no rige la ley de Deforestación Cero pero sí una regla jurídica que establece que todo propietario de un terreno de bosques dedicado a la agricultura o la ganadería debe poseer un 25% de árboles naturales como reserva ecológica.

No obstante, Oscar Rodas, gerente de la oficina local de Cambio Climático del Fondo Mundial para la Naturaleza, dijo que en la región oriental solo quedan 4.000 hectáreas montes naturales.

En la occidental permanecen intactas sólo 11.000 hectáreas de bosques nativos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes