Pareja desaparecida en Afganistán solicita ayuda

La pareja casada que gustaba de los viajes exóticos se dirigió a Asia Centralen el segundo trimestre de 2012, donde recorría como turista una región que normalmente no visitan los occidentales.

Era una aventura peligrosa desde cualquier punto de vista, entre otras razones porque los jóvenes viajeros esperaban a su primer hijo.

Cruzaron hacia Afganistán donde, un día, Joshua Boyle envió un correo electrónico a sus parientes desde un internet en una parte del país considerada insegura.

El mensaje del 8 de octubre de 2012 fue lo último que se supo del canadiense y de su esposa embarazada, Caitlan Coleman. Ahora, la historia de la pareja ha dado un giro inesperado.

En dos videos breves que recibieron el año pasado los padres de Coleman, los esposos piden al gobierno de Estados Unidos que consiga que los talibanes, que los capturaron, los dejen en libertad con el hijo de ambos, que tendría unos 18 meses.

Los videos, facilitados a The Associated Press, los envío al padre de Coleman por correo electrónico en julio y septiembre pasados un hombre que dijo tener vínculos con el Talibán.

Los videos ofrecen la primera y única pista sobre lo ocurrido a Coleman y Boyle después de que dejaran de comunicarse con sus familias hace 20 meses cuando recorrían una región montañosa cerca de Kabul.

Sin embargo, dejan sin respuesta preguntas básicas, como ¿cuál es el paradero de la pareja?, ¿cómo se encuentran ambos físicamente? y si en verdad nació el bebé ¿dónde está el niño?

"Quisiera pedir a mi familia y a mi gobierno que hagan todo lo posible para que puedan conseguir que a mi esposo, mi niño y a mí se nos ponga en libertad y en buen resguardo", dijo la estadounidense, de 28 años, en una de las grabaciones. Caitlan Coleman aparece en las imágenes con una vestimenta conservadora negra que le cubre todo el cuerpo menos la cara.

Su esposo, que lleva una barba larga sin recortar, permanece sentado al lado de ella.

Las autoridades estadounidenses que investigan la desaparición de la pareja consideran auténticos los videos pero afirman que tienen limitado valor para las pesquisas porque se desconoce cuándo y dónde se tomaron las imágenes.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7