Parlamento de Ecuador aprueba ley de impuestos a cigarrillos y bebidas

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador aprobó hoy la Ley Orgánica para el Equilibrio de las Finanzas Públicas que, entre otras cosas, aumenta ligeramente el impuesto a los cigarrillos, los licores, las bebidas azucaradas y alienta el uso del dinero electrónico.

Con 93 votos a favor y 23 en contra, el pleno de la Asamblea aprobó en un segundo y definitivo debate la normativa, criticada por la oposición y cámaras empresariales que rechazan la subida de impuestos.

La Asamblea indicó en un comunicado que la ley tiene como objetivo "fortalecer la dolarización" que rige en el país desde el año 2000, generar cambios en los hábitos alimenticios y corregir abusos en ciertos beneficios tributarios.

La normativa establece un aumento de dos centavos de dólar al valor de los cigarrillos y de 18 centavos por cada litro a las bebidas gaseosas y azucaradas, con una escala que dependerá de la cantidad de azúcar que la componga.

El proyecto, impulsado por el Ejecutivo, también establecía un aumento de 13 centavos de dólar a la botella de cerveza de 600 centímetros cúbicos, entre otros ajustes.

La normativa, que será remitida al Ejecutivo para su aprobación u objeción, también incentiva el uso del dinero electrónico para acelerar la circulación de la divisa en el país, con el fin de hacer frente al embate de choques externos como la caída de los precios del petróleo y la revalorización del dólar.

Por ello, prevé la devolución de dos puntos porcentuales del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los consumidores que paguen con dinero electrónico, y de un punto a los que lo hagan con tarjetas de débito.

Establece que el Servicio de Rentas Internas (SRI), la agencia de recaudación tributaria, y el Banco Central informen cada semestre sobre la marcha de las operaciones efectuadas con dinero electrónico.

También fija en algo más de mil dólares el monto de dinero que un viajero pueda sacar del país sin tributar, aunque exonera de ese impuesto los costes de educación en el exterior, a estudiantes y personas con enfermedades catastróficas por un monto de hasta 11.170 dólares.

El proyecto normativo generó varias protestas de sectores de la oposición y sindicatos que exigieron el archivo de la ley, así como críticas de gremios de empresarios reacios a la subida de impuestos.

El Comité Empresarial Ecuatoriano, por ejemplo, ha considerado que la nueva ley "desalienta la confianza" para "fomentar la inversión privada" y que genera "un mayor peso en el presupuesto de los consumidores".

Para ese gremio, la medida "afecta a la competitividad empresarial" porque "al incrementar los costos, el consumo, así como la producción, tiende a disminuir".

De su lado, la presidenta de la Asamblea, la oficialista Gabriela Rivadeneira, aseguró recientemente que las subidas de impuestos que se establecen en la ley no son "alarmantes" ni "pueden quebrar una empresa" y dijo que los productos afectados con los gravámenes adicionales "siguen siendo accesibles al consumidor".

El presidente de la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea, el oficialista Virgilio Hernández, señaló por su parte que la norma pretende "responder a las dificultades económicas" que afronta el país, "sin cargar el peso sobre los hombros del pueblo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes