Partidarios de Zelaya reiteran no votarán en elecciones

TEGUCIGALPA ( AP). A dos semanas de las elecciones presidenciales, los partidarios del derrocado presidente Manuel Zelaya reiteraron el sábado que no participarán en los comicios porque dicen que hacerlo es legitimar el golpe de estado.

" Se acerca la fecha donde van hacer un simulacro de elecciones, por eso el pueblo y la Resistencia no acudirán a las urnas" dijo en un comunicado el líder del Frente de Resistencia Nacional contra el Golpe, Juan Barahona.

" Quien vota traiciona al pueblo, a la Resistencia", sostuvo.

Entretanto las autoridades electorales y el gobierno de facto que ve en las elecciones una salida a la profunda crisis política en que se sumergió este país desde que Zelaya fue derrocado por militares el 28 de junio, afirman que el proceso electoral avanza sin contratiempos y refuerzan el llamado a la población a que vaya a votar el domingo 29 de noviembre.

Los candidatos presidenciales con posibilidades de triunfo son Porfirio Lobo, del Partido Nacional, y Elvin Santos, por el Partido Liberal, el mismo colectivo de Zelaya y del presidente de facto Roberto Micheletti. En la recta final los candidatos han intensificado sus campañas políticas a lo largo del territorio nacional.

En los comicios en los que también se elegirán diputados y alcaldes están aptos para votar 4,5 millones de hondureños aglutinados en cinco partidos políticos de diferente ideología. En las elecciones del 2005 en que Zelaya salió victorioso tras reñidos resultados, el nivel de abstencionismo fue de aproximadamente un 45%.

Ante denuncias de sabotajes durante las elecciones las Fuerzas Armadas han asegurado que garantizarán la seguridad en el país el día de los comicios. En la víspera anunciaron que unas 17,000 unidades para cuidar a los electores serán desplegadas por todo el territorio nacional. Mientras que por parte de la Policía habrá unos 12,000 agentes en las calles.

Pero mientras crece el ambiente electoral, el acuerdo firmado entre Zelaya y Micheletti para una salida a la crisis seguía sumergido en el limbo.

El acuerdo Tegucigalpa-San José fue firmado el 30 de octubre, no obstante cinco días después fue considerado como un " fracaso" por el mandatario derrocado al rechazar que la conformación de un gobierno de reconciliación _uno de los puntos que estableció el consenso_ fuese encabezado por Micheletti.

Zelaya ha reiterado que desconocerá los comicios si no es restituido y ha llamado a la comunidad internacional a que tampoco lo reconozcan. El Frente que lo apoyo ha dicho que no irá a votar aún cuando Zelaya sea restituido.

" Todos los partidos políticos son oligarcas... estamos en una lucha de liberación social y avanzamos en esa ruta", dijo el comunicado del movimiento que propugna por una constituyente. " Esta lucha no termina con la restitución de Mel (Zelaya)".

Además del gobierno de reconciliación integrado por representantes de diversos partidos políticos y de la sociedad civil, el acuerdo también incluye el reconocimiento de ambas partes a las elecciones presidenciales y que el Congreso, tras consultar con otras instancias, se exprese en torno a la restitución de Zelaya.

El Congreso ha dicho que antes de convocar a una sesión extraordinaria para analizar la restitución consultará con la Corte Suprema de Justicia, la Comisión de Derechos Humanos, el Ministerio Público y la Procuraduría.

La única de esas instancias que ya ha entregado su informe al Congreso es la Comisión de Derechos Humanos. La Corte, por su parte nombró una comisión que analizará el pedido el miércoles venidero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes