Partidarios y adversarios de Duterte se manifiestan en Filipinas

Miles de partidarios y adversarios del presidente filipino Rodrigo Duterte participaron este jueves en sendas manifestaciones, a favor y en contra del mandatario y su "guerra contra la droga".

Un importante número de policías antidisturbios se movilizaron para evitar cualquier enfrentamiento entre los bandos opuestos, al margen de las manifestaciones celebradas 45 años después de que el exdictador Ferdinand Marcos promulgara la ley marcial en el país.

El círculo de Duterte, que también instauró este régimen de excepción en el sur del archipiélago para acabar con una revuelta yihadista, advirtió antes de este jueves que el presidente podría extender la ley marcial a todo el país si las protestas se volvían violentas.

"Nuestro país se está convirtiendo en un cementerio. Gente muere cada día y enterramos a los muertos cada día, como en la época de Marcos", declaró Pedro Gonzales, uno de los líderes de las manifestaciones contra Duterte.

Los defensores del presidente también acudieron en gran número, una señal de la popularidad del hombre al que algunos consideran capaz de erradicar el narcotráfico y la corrupción, dos de los principales problemas del archipiélago.

La policía contabilizó 5.000 opositores a Duterte en las cercanías del palacio presidencial de Malacañán, en Manila, cerca también del cual desfilaron unos 3.000 partidarios del presidente.

Duterte ganó las elecciones presidenciales de 2016 gracias a una campaña en la que prometió poner fin al narcotráfico ejecutando a unos 100.000 traficantes y toxicómanos.

Desde su llegada al poder, la policía dice haber matado a más de 3.800 personas en su campaña contra las drogas, y otras miles murieron en circunstancias poco claras.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes