Partido de derecha declara neutralidad en segunda vuelta presidencial de Brasil

El Partido Progressistas (PP), de la coalición del gobierno conservador de Michel Temer, se declaró neutral en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales entre el ultraderechista Jair Bolsonaro (46%) y el izquierdista Fernando Haddad (29%).

"Progressistas adoptará una postura de absoluta exención y neutralidad en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Lo hace con convicción de que esa es la mejor contribución que puede ofrecer al debate", informó ese partido en un comunicado difundido este martes.

Con tres ministros en el gabinete de Temer, el partido de derecha, uno de los más golpeados por la investigación anticorrupción Lava Jato, tuvo 37 diputados electos en las elecciones del domingo, frente a 54 en la legislatura anterior, pero aún así será la tercera fuerza de la Cámara.

Actualmente está dividido. La senadora Ana Amélia Lemos, que fue candidata a vicepresidenta en la fórmula liderada por Geraldo Alckmin (4,76% de los votos), llamó a votar por Bolsonaro, al igual que la sección del PP en Rio Grande do Sul (sur) a la cual pertenece.

El PP, heredero del partido oficialista Arena durante la dictadura militar (1964-85), participó en los gobiernos de izquierda de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2020) y de Dilma Rousseff (2011-2016), aunque finalmente apoyó la destitución de esta última por el Congreso.

Otros partidos empezaban a definirse de cara a las elecciones del 28 de octubre.

El partido Novo, del candidato Joao Amoedo (2,50% en la primera vuelta), también apostará por la neutralidad, aunque dejó claro que ve al Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad como su enemigo principal. "El Novo no apoyará a ningún candidato a la Presidencia pero somos absolutamente contrarios al PT, que tiene ideas y prácticas opuestas a las nuestras", afirmó.

El PSDB de Alckmin aún no manifestó posición, pero uno de sus grandes líderes, el expresidente Fernando Henrique Cardoso, declaró el lunes al diario O Globo: "Ninguno de los dos es de mi agrado, pero Bolsonaro está excluido. No tiene sentido".

La ecologista Marina Silva (1%) dijo el domingo que hará oposición a cualquiera que resulte electo presidente, pero su partido Rede discute su posicionamiento ante la segunda vuelta.

Haddad recibió el espaldarazo de Guilherme Boulos, del partido de izquierda PSOL (0,58%).

Su principal apoyo debería venir del centroizquierdista Ciro Gomes (12,47%), quien el domingo dijo que su prioridad sería "luchar por la democracia y contra el fascismo".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes