Pelea entre maquinistas termina en tragedia en El Cairo

Una pelea entre dos maquinistas hizo que un tren sin conductor se estrellara el miércoles a toda velocidad contra una barrera en la principal estación ferroviaria de El Cairo, causando la explosión del tanque de combustible del convoy y un incendio que dejó al menos 25 muertos, revelaron las autoridades egipcias.

Las autoridades ferroviarias indicaron que el tren iba demasiado rápido cuando colisionó de frente contra la barrera. Al menos 47 personas más resultaron heridas en el hecho.

La explosión y el incendio arrasaron con las personas que estaban en la plataforma en la ajetreada estación Ramsés. Videos de cámaras de seguridad mostraron cómo las llamas devastaron la estación. Una grabación publicada en redes sociales mostró a hombres y mujeres en el andén cargando sus pertenencias cuando el tren chocó y explotó.

En otro video podía verse a hombres y mujeres corriendo, buscando las salidas. Un hombre corría de un lado a otro con la camisa en llamas hasta que otro le arrojó agua encima. Fotografías tomadas en el interior de la estación mostraron cadáveres carbonizados tendidos sobre los andenes.

El procurador general, Nabil Sadek, informó que los investigadores determinaron que el conductor de la locomotora dejó su vagón para pelearse con otro maquinista cuyo vagón estaba bloqueando el suyo.

Sin embargo, el conductor se fue sin poner los frenos y el otro vagón comenzó a avanzar hacia atrás, liberando la locomotora, la cual ganó velocidad y golpeó la barrera de concreto y metal, antes de explotar.

"El maquinista dejó el tren sin ninguna medida para frenarlo", dijo Sadek en un comunicado.

El procurador dijo que hubo 20 muertos, mientras que autoridades de salud reportaron 25 fallecidos. Algunos de los cadáveres quedaron tan calcinados que se necesitarán pruebas de ADN para determinar sus identidades.

El maquinista está siendo interrogado, dijo Sadek.

La tragedia hizo que el ministro de Transporte, Hisham Arafat, presentara su renuncia, de acuerdo con un comunicado del gobierno.

Se teme que el número de fallecidos pueda aumentar a consecuencia del incendio, informó el director del hospital Railroad de la capital egipcia, Mohammed Said.

El operador ferroviario suspendió brevemente todos los servicios de tren y ordenó desalojar la estación. El distrito Ramsés es uno de los más transitados y bulliciosos de la ciudad.

El ministro de Salud, Hala Zayed, informó que muchos de los heridos están graves, la mayoría con quemaduras severas.

El sistema ferroviario egipcio tiene un mal historial de seguridad, debido en gran medida a décadas de mal mantenimiento y mala gestión. Según los datos oficiales, en 2017 se registraron 1.793 percances ferroviarios en todo el país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes