Pelea entre presos deja 30 muertos en Bolivia, incluido niño

LA PAZ ( AFP) Una pelea entre presos de una cárcel de Santa Cruz, en el este de Bolivia, dejó este viernes 30 muertos, entre ellos un niño que vivía en la prisión, y decenas de heridos de gravedad, se informó oficialmente.

"Como resultado de este hecho tenemos 30 personas que han fallecido, 29 mayores y un menor de aproximadamente un año y medio. Veintinueve han fallecido en el lugar de los hechos y una persona en centro de salud", dijo el Ministro del Interior, Carlos Romero en conferencia de prensa.

Poco antes, Ramiro Llanos, Director de Régimen Penitenciario de Bolivia, dijo a la AFP que "del total de hospitalizados, hay 35 con heridas muy graves".

Una disputa de poder al interior del centro penitenciario Palmasola, que alberga a unos 5.000 detenidos, desató la reyerta entre dos grupos de reclusos, que concluyó con el incendio de un sector de la prisión. Varios cadáveres retirados de la cárcel estaban calcinados, según reportes policiales y de medios locales.

"El móvil de esta situación tiene que ver con disputas internas por el control de espacios de liderazgos dentro del penal", confirmó Romero

Tras la violenta incursión de un grupo de reos a otro sector del penal a temprana hora de la mañana se generó un incendio de grandes dimensiones provocado por la explosión de bombonas de gas en el lugar, en un área de máxima seguridad conocida como Chonchocorito.

Romero precisó que los reos que provocaron la agresión son "delincuentes de alta peligrosidad".

El ministro reportó que se investiga si se emplearon armas de fuego, porque en el lugar de los hechos se encontraron algunos casquillos.

La policía presentó a cinco personas que serían los principales responsables de lo ocurrido.

Romero informó que hay 50 reos vinculados a la trifulca que ya están en aislamiento y señaló que se dispuso minuciosas requisas en todos los penales del país.

El comandante de la policía local, Jorge Aracena, informó que entre los muertos había un niño que vivía en la prisión con sus padres.

En las cárceles de Bolivia hay un gran número de niños que viven con sus padres presos, una grave situación de permisividad que el gobierno intenta corregir con un nuevo plan de reubicación para los hijos de reclusos.

El jefe policial indicó asimismo que los cadáveres fueron trasladados a la morgue local para que las autopsias establezcan su identidad y las causas de la muerte.

A través de la Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, el presidente boliviano Evo Morales expresó "su consternación" por los hechos pues considera que es "una tragedia que enluta a las familias bolivianas".

Los canales de televisión difundieron impactantes imágenes de restos calcinados y ambulancias que trasladaban cadáveres y heridos hasta centros hospitalarios, muchos de los cuales amenazaban con colapsar por la cantidad de víctimas.

Al mismo tiempo, se registraban dolorosas escenas de familiares de los presos, tanto en las afueras de la cárcel como en los distintos centros médicos, que reclamaban una investigación del incidente, al asegurar que las autoridades no proporcionan información y que incluso obstaculizan la labor de la Defensoría del Pueblo.

El centro penitenciario de Palmasola es una cárcel de máxima seguridad, ubicada en las afueras de Santa Cruz de la Sierra, el polo de poder económico en Bolivia.

Al igual que todas las prisiones en el país, esta cárcel tiene una inmensa superpoblación y aloja en la actualidad a unos 5.000 reclusos, de los cuales 4.500 son hombres y 500 mujeres, dijo a la AFP Ramiro Llanos, director de régimen penitenciario de Bolivia.

"En el sector donde ocurrieron los enfrentamientos, debería haber entre 150 y 200 presos, pero en la actualidad se alojaban allí unas 500 personas", indicó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7