Peña Nieto presenta plan contra la tortura y la trata de personas en México

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó hoy el Programa Nacional de Derechos Humanos 2014-2018, que busca proteger las garantías fundamentales y seguir combatiendo prácticas "inaceptables" como la tortura, las desapariciones forzadas y la trata de personas.

"Sumando esfuerzos con estos mecanismos y con las organizaciones de la sociedad civil, el Estado mexicano seguirá combatiendo con determinación prácticas inaceptables, violatorias de la ley y los derechos humanos, como la tortura, las desapariciones o la trata de personas", señaló el gobernante durante el acto de presentación.

Ante gobernadores, legisladores, académicos y activistas, Peña Nieto precisó que su Gobierno está comprometido en reforzar los instrumentos para prevenir cualquier violación a los derechos humanos.

"Nuestro objetivo es transitar del reconocimiento de los derechos humanos económicos, sociales, culturales, ambientales, civiles y políticos de las personas, a una política de Estado que garantice en la práctica su efectivo cumplimiento", apuntó el presidente mexicano en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo.

Añadió que el Programa adopta la metodología de indicadores del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de la Organización de los Estados Americanos para conocer avances y retos en esa materia.

"Es importante destacar que en la definición de este programa se consideraron las diversas recomendaciones emitidas al Estado mexicano por el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos y las derivadas del Segundo Examen Periódico Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas", enfatizó Peña Nieto.

El mandatario dijo que, a partir de ese instrumento, se ampliará y fortalecerá el proceso de capacitación a los servidores públicos, así como los mecanismos internos de evaluación en las dependencias gubernamentales.

Peña Nieto señaló también que cada ministerio deberá adoptar las disposiciones reglamentarias y administrativas necesarias para prevenir violaciones a los derechos humanos en el ámbito de su competencia.

México cuenta desde 2011 con la Ley de Derechos Humanos, que eleva a rango constitucional tales garantías y que prohíbe "toda exclusión" de las personas por su origen étnico, sexo, edad, discapacidades, condición social, salud y religión, una decisión que fue saludada por la oficina de Naciones Unidas en el país. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7