Peña pide a Pompeo solución permanente a separación familias

La separación de familias, el trato a los migrantes mexicanos en Estados Unidos y las negociaciones comerciales fueron tres de los temas que abordó el viernes la delegación encabezada por el secretario de Estado, Michael Pompeo, con el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto.

Durante la cita con Peña Nieto el mexicano le pidió a Pompeo la reunificación de las familias separadas en la frontera y destacó “la necesidad de encontrar una alternativa permanente que dé prioridad al bienestar y derechos de los menores”, indicó la presidencia en un comunicado.

Además, mostró su preocupación por sucesos que “alimentan un clima de odio y racismo” como el ataque sufrido por un ciudadano mexicano de 92 años en California.

Pero el encuentro con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador es el que suscita más expectativas ya que la victoria del izquierdista ha generado un cambio radical en el país y desatado especulaciones sobre qué puede cambiar y qué no en la relación bilateral.

Los lazos entre ambos países se han deteriorado mucho desde el inicio del gobierno Donald Trump quien, más allá de su insistencia en reforzar y ampliar el muro fronterizo, ha endurecido su política y su discurso frente a los migrantes y ha culpado repetidamente a México por los problemas económicos y sociales de Estados Unidos.

De hecho, el trato a los migrantes es lo que más ha dolido a la sociedad mexicana y por eso el viernes por la tarde un puñado de manifestantes esperaba la llegada de los estadounidenses en las afueras de la casa de campaña de López Obrador con carteles en los que se leía “Stop Trump” o “Dónde están nuestros niños” y gritos en inglés de “Racistas, cobardes”, “Deportados pero no olvidados”.

Además de la migración, los aranceles impuestos recientemente han tensado más las ya complicadas negociaciones para la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y han detonado los temores de una guerra comercial sin cuartel. Trump ha catalogado el pacto de libre comercio, que también incluye a Canadá, como perjudicial para los estadounidenses.

Este tema fue otro de los asuntos tratados con Peña Nieto quien, según el comunicado del gobierno, enfatizó su interés en finalizar la negociación “lo más pronto posible” aunque todo apunta a que el tema no será cerrado antes del fin de su mandato el 30 de noviembre.

Después de la aplastante victoria de López Obrador las tensiones con Washington se han relajado, al menos en el tono. Ambos líderes han hecho comentarios positivos después de una conversación telefónica realizada a principios de este mes y López Obrador ha cambiado las exigencias de la campaña por las propuestas conciliadoras. El izquierdista comenzará a gobernar el 1 de diciembre y para la toma de posesión dijo que ya ha invitado al presidente Trump.

Junto con Pompeo viaja el asesor de la Casa Blanca y yerno del presidente, Jared Kushner, que ha jugado un rol clave en mantener las relaciones con México, en parte por su estrecho vínculo con el canciller mexicano Luis Videgaray. También viajan el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

El Departamento de Estado señaló que la visita tiene la intención de demostrar la fuerza e importancia de las relaciones entre México y Estados Unidos y la disposición del gobierno de Trump de trabajar con el próximo gobierno mexicano. El combate al crimen organizado y la epidemia de opioides que sufre Estados Unidos serán otros temas que se traten.

López Obrador, por su parte, indicó que el encuentro tendría como objetivo “dar un primer vistazo” a las relaciones y que aprovecharía la cita para presentar a los estadounidenses “un esbozo de propuesta” con su visión de lo que debería ser la agenda bilateral.

En la sede del izquierdista, la expectación es máxima y contrasta la intensa seguridad que normalmente acompaña los viajes de cualquier miembro del gobierno estadounidense con la sencillez y la falta de protección de la que ha hecho gala López Obrador desde que ganó las elecciones del 1 de julio con más del 53% de los votos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7