Pena de muerte en moratoria pero sigue vigente

ETIQUETAS

LA HABANA (AP). Grupos no gubernamentales consideraron "significativa" la conmutación de penas de muerte a algunos reos y cambiarlas por cadenas perpetuas, anunciadas la víspera por el presidente Raúl Castro.

"No es la primera vez que el gobierno conmuta sentencias capitales", dijo el martes a la AP el director de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional Elizardo Sánchez.

Se desconoce el número oficial de los sentenciados con esta pena, pero Sánchez calculó que se podrían beneficiar unas 30 personas. Algunas de ellas llevan 10 años en el corredor de la muerte.

Castro hizo el anuncio el lunes por la noche, pero señaló que no se busca la eliminación de la sanción capital del código penal argumentando la necesidad de defender a la revolución de sus enemigos.

Para Sánchez, "Raúl Castro busca enviar una señal a la comunidad internacional", pues Cuba se encuentra en "la agenda" de muchas naciones del orbe.

El mandatario aseguró que Cuba "comprende y respeta" las razones de quienes en el mundo abogan por que la eliminación de la pena capital.

"Hemos sido forzados a escoger, en legítima defensa, el camino de establecer y aplicar leyes severas contra nuestros enemigos", manifestó.

Agregó que la medida de conmutar condenas se sintoniza con "la política aplicada desde el año 2000, de no ejecutar ninguna sanción de este tipo, la que sólo fue interrumpida en abril del 2003 para frenar en seco la oleada de más de 30 intentos y planes de secuestro de aviones y barcos".

En 2003 el entonces presidente Fidel Castro justificó la imposición de la pena de muerte a tres hombres acusados de robar una lancha con rehenes buscando llegar ilegalmente a Estados Unidos.

"En diversas ocasiones hemos discutido sobre el tema y siempre ha prevalecido el criterio de que en las actuales circunstancias no podemos desarmarnos frente a un imperio que no cesa de acosarnos y agredirnos", explicó ahora Raúl Castro.

Indicó que la mayoría de las personas beneficiadas por la conmutación son delincuentes comunes que atentaron contra la vida. Dada la excepcionalidad de la figura jamás se aplicó a mujeres, discapacitados o menores de edad.

Aunque no dio nombre, el presidente mencionó "tres casos" que deberán ser considerados aparte --aunque dio a entender que también serán conmutados-- y que fueron sentenciados bajo cargos de terrorismo.

Dos de ellos podrían ser Ernesto Cruz León y Otto René Rodríguez Llerena, de nacionalidad salvadoreña, autores confesos de una serie de bombazos en 1997 que le costaron la vida a un turista italiano.

Además del cubano-americano, Humberto Eladio Real Suárez, quien fue capturado luego de intentar un desembarco procedente de Estados Unidos y que terminó con la vida de una persona.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes